• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Claves de Pink Floyd

No hay comentarios:
 

Pink Floyd de la A a la Z: claves de la mítica banda de rock



  • El grupo saca su primer disco en 20 años: 'The Endless River'
  • La banda, creada en los 60, exploró nuevos sonidos y nuevas maneras de concebir la música
  • ¿Cuál es tu álbum favorito de Pink Floyd?


El nuevo disco es fundamentalmente instrumental

Roger Waters, ideólogo de 'The Wall', abandonó el grupo en 1985

España cuenta con buenas bandas tributo a Pink Floyd, como los Pink Tones o The Other Side

Syd Barrett fue el primero en abrir el camino a las canciones inspiradas en el subconsciente" (David Bowie)

Pink Floyd siempre buscó experimentar y desmarcarse del resto de las bandas

En un mar de nubes que se extiende hasta donde se pierde la vista, un hombre rema a bordo de un bote de madera. Esta imagen onírica es la portada del nuevo disco de Pink Floyd, "The Endless River", con el que el grupo rompe un silencio de 20 años (su último álbum de estudio, "The Division Bell", data de 1994). El embrión del CD que sale a la venta este lunes fueron precisamente las sesiones en las que Nick Mason, David Gilmour y Rick Wright (fallecido en 2008) tocaron juntos para grabar "The Division Bell". Aquel material permaneció almacenado bajo siete llaves durante casi dos décadas, hasta que Gilmour y Mason decidieron aprovecharlo para reconvertirlo en este "The Endless River" que acaba de ver la luz. Pioneros en su concepción de concierto como un espectáculo global, en el que la iluminación y la puesta en escena son casi tan importantes como la música; exploradores de nuevos sonidos y maneras de hacer música, Pink Floyd abrió nuevos caminos al rok psicodélico, al rock espacial y al rock sinfónico. Pero, más allá de cualquier etiqueta, nadie pone hoy en duda que este grupo que surgió en 1966 está entre los más importantes de todos los tiempos. Éstas son, de la A a la Z, las claves de una banda mítica.

Atom Heart Mother. Con este álbum de 1970 (su quinto disco tras "The Piper at the Gates of Dawn", "A Saucerful of Secrets", "More" y "Ummagumma"), Pink Floyd se adentró en un territorio apenas hollado hasta entonces: la fusión del rock con la música clásica. La canción que da título al disco (en cuya impactante portada una vaca blanquinegra de nombre "Lullubelle III" dirige una mirada inexcrutable al fotógrafo) combina coros, trompetas y acompañamiento orquestal con teclados, guitarras, percusión y hasta ruido de motocicletas.

Bell. "The Division Bell" es el nombre (tomado de la campana que avisa a los diputados del Reino Unido de que se va a efectuar una votación) del que hasta ahora era el último disco de Pink Floyd. Publicado en 1994, no contó con la participación de Roger Waters (bajista y líder del grupo hasta 1985). Toma su nombre de la campana que avisa a los diputados del Reino Unido de que deben votar. Cuenta con canciones tan interesantes como "What do you want from me", "Wearing the inside out", "High Hopes" o "Keep Talking", que cuenta con la participación de Stephen Hawking.

Conceptual. Los grandes álbumes de la banda no están integrados por canciones independientes, sino que pretenden reflexionan en torno a una serie de ideas y están concebidos para escucharse como un todo. Así, "The Dark Side of the Moon" aborda la alienación del hombre moderno (el estrés, la obsesión por el dinero, la falta de tiempo); "Wish You Where Here" es a la vez un canto nostálgico al que fuera primer líder de Pink Floyd (Syd Barrett) y una crítica a la deshumanización de la industria musical; "Animals" se inspira en el libro de George Orwell 'Rebelión en la granja' y cataloga a las personas en tres tipos (cerdos, perros y ovejas) y "The Wall" bucea en los distintos niveles (la educación, la familia, el estado...) en los que la sociedad presiona al individuo y moldea su personalidad, impidiéndole ser libre.

Dark side of the moon. Es, para muchos, el mejor disco de la banda, con temazos como "Time" o "Money". Publicado en 1973, llegó a estar en la lista estadaounidense de éxitos musicales Billboard durante 741 semanas (más de 14 años). "Con la llegada de los compact disc, a comienzos de los 80, hubo una planta en Alemania dedicada exclusivamente a fabricar "The Dark Side of the Moon" durante mucho tiempo", cuenta José Ramón Pardo en 'La discoteca ideal de la música pop' (Planeta).

Endless river. El último disco de Pink Floyd, "The Endless River" ("El río interminable"), sale a la venta este lunes y está integrado por 14 canciones, todas ellas instrumentales salvo la última, "Louder than words", con letra escrita por la esposa de Gilmour, Polly Samson. El nuevo álbum, producido por Phil Manzanera, es un tributo al desaparecido Rick Wright, según han declarado los propios Gilmour y Mason, y cuenta con la colaboración del científico Stephen Hawking, que ha prestado su voz al proyecto como ya hiciera en "The Division Bell". Tal y como la banda explica en su página web, "The Endless River" sale a la venta en tres formatos: un doble CD, vinilo y un estuche que incluye, además del disco, un libro con fotografías exclusivas.

Floyd Council y Pink Anderson son los dos cantantes de blues a los que debe su nombre Pink Floyd. El primer líder de la banda, el carismático Syd Barrett, los admiraba a ambos.

Gilmour, David (Cambridge, 1946) se unió a Pink Floyd en 1968, dos años después de la formación de la banda. Guitarrista y cantante, era un amigo de la infancia de Syd Barrett, y su primera función en el grupo consistió en sustituirle cuando Barrett (que tenía serios problemas mentales que empeoraron a causa de las drogas) no estaba en condiciones de acudir a los conciertos o los ensayos. Luego se ha convertido en una parte esencial de la banda a través de sus composiciones, su voz y, sobre todo, su particular forma de tocar y sentir la guitarra, amén de su sonido propio.

Hipgnosis. Así se llamaba la imaginativa agencia de diseño musical que ideó las impactantes portadas de los discos de Pink Floyd. Tras su disolución, en 1983, el grupo continuó trabajando con Storm Studios, creado por Storm Thorgerson, amigo de Syd Barrett y uno de los fundadores de "Hipgnosis". Su primer trabajo fue la portada del segundo álbum de Pink Floyd, "A Saucerful of Secrets".

Interstellar overdrive ("Aceleración interestelar") es una de las canciones incluidas en el primer disco del grupo ("The piper at the gates of dawn", 1967) y una de las muestras más representativas del llamado 'rock espacial'. Tanto Syd Barrett como el resto de los componentes de Pink Floyd eran ávidos lectores de ciencia ficción y esta afición se refleja en varias de sus canciones, como "Astronomy Domine" ("Dominio astronómico", del mismo álbum) o "Set your controls for the heart of the sun" ("Pon rumbo hacia el corazón del sol", en "A saucerful of secrets", de 1968).

Juicios. La marcha de Roger Waters del grupo en 1985, debido a diferencias creativas con el resto de los miembros de la banda, dio lugar a una batalla en los juzgados que finalizó en 1987. Waters no consiguió la disolución del grupo (que mantuvieron vivo David Gilmour y Nick Mason), pero sí los derechos del concepto de "The Wall" y del cerdo inflable -una de las señas de identidad de la casa- que solía sobrevolar los conciertos.

Kubrick. Una de las leyendas urbanas que circulan en torno a Pink Floyd se refiere a una de las películas de Stanley Kubrick: '2001, Una odisea en el espacio'. Según cuentan, el psicodélico final de este filme está perfectamente sincronizado con "Echoes", la hipnótica y larga canción (23 minutos) de su álbum "Meedle" (1971). Algo similar circula en torno a 'El mago de Oz' (el clásico de Victor Fleming de 1939): cuentan que si se inicia la película a la vez que el disco "The dark side of the moon", la música acompaña las imágenes a la perfección. Los miembros de la banda siempre ha negado que ambas cosas sean debidas a una intencionalidad por su parte.

Londres. Aunque casi todos los miembros de Pink Floyd son del entorno de Cambridge, Londres fue clave por ser el lugar en el que ofrecieron sus primeros conciertos (en pequeños locales underground) allá por 1966. Todos ellos cursaron estudios en Londres: Mason y Waters, Arquitectura. Wrigh, Música y Arquitectura de forma simultánea y Syd Barrett estaba haciendo por aquel entonces Bellas Artes "de forma desordenada", según cuenta Jean-Marie Leduc en su biografía, la primera que se escribió sobre el grupo.

Muro. "The Wall" ("El muro") es uno de los discos más emblemáticos de la banda y se ha convertido en uno de sus símbolos más identificables. Los traumas infantiles, la sobreprotección maternal, la violencia y la ira, la represión de las convenciones sociales, los sistemas totalitarios... son algunas de las cuestiones abordadas en este disco colosal. Roger Waters es el ideólogo de "The Wall", aunque David Gilmour compuso algunas grandes canciones del álbum, como "Comfortably numb", que cuenta con uno de los solos más importantes de la historia del rock.

Nicholas (Nick) Berkeley Mason. (Edgbaston, 1944) El batería de Pink Floyd ya formaba parte de Sigma 6 junto a Roger Waters, Bob Klose y Rick Wright en 1964. Nick es, además, productor, escritor y un fanático del automovilismo.

Ñ. España cuenta con algunas de las mejores bandas tributo a Pink Floyd que pueden verse hoy día. Al margen de los mundialmente conocidos Australian Pink Floyd, que cuentan incluso con partes del escenario de la gira de "Pulse", tanto los madrileños de The Pink Tones o los menorquinos de The Other Side satisfacen a la perfección la dosis de música, espectáculo y adrenalina que demanda cualquier fan de la banda cuando acude a uno de esos conciertos. Syd Barretina, por su parte, reinterpreta los temas de la banda, algo que les ha llevado incluso a compartir cartel con el propio Alan Parsons Project o Kansas.

Oh, by the way. "A propósito, ¿quién de ustedes es Pink? -oh by the way, which one's Pink?-". Se cuenta que esta frase salió de los labios de un trabajador de la discográfica EMI tras dar la mano a todos los miembros de la banda y marcó tanto al grupo que no sólo fue incluida en la letra de "Have A Cigar", del álbum "Wish You Were Here" (1975), sino que también dio título a la caja con la discografía remasterizada que salió a la venta en 2007 para conmemorar sus 40 años en la música.

Piano. Las teclas, en general, del maestro Richard -Rick- William Wright (Londres, 1943-2008) son sello indiscutible del sonido de Pink Floyd. Eso es evidente en temas de la talla de "Echoes", "The Great Gig in The Sky", "Us and Them", "Shine on You Crazy Diamond" o "Welcome to the Machine". Durante la grabación de "The Wall" se vio obligado a abandonar el grupo por problemas con Waters. Una vez que este salió de la formación, volvió. En solitario grabó dos discos: "Wet Dream" (1978) y "Broken China" (1996). Y junto a Dave Harris, con el grupo Zee, "Identity" (1984).

Quicksilver. Da nombre a una canción del tercer álbum de Pink Floyd, el primero sin la presencia de Syd Barrett, "Music from the Film More", de 1969. Se confeccionó para la película de culto hippie More (dirigida por Barbet Schroeder) y contiene algunas referencias a España ("Ibiza Bar", "A Spanish Piece"...). Waters es el autor de cuatro temas y ya destaca en la composición y el liderazgo de la banda. En el disco se mezclan la psicodelia -todavía se notan las influencias de Barrett- con la nueva era atmosférica y progresiva de la banda, de cuyo máximo exponente es Cymbaline.

Roger Waters. (Surrey, 1943) Tras la marcha forzada de Syd Barrett, Waters, bajista del grupo, recoge el testigo y se convierte en el líder conceptual y también en el cantante principal, aunque luego será Gilmour el que tome las riendas en este apartado. Con Waters, Pink Floyd alcanzó el éxito mundial en la década de los gracias a los álbumes "The Dark Side of the Moon", "Wish You Were Here", "Animals" y "The Wall". Dejó Pink Floyd en 1985 debido a sus diferencias con el resto de los integrantes de la banda. 24 años después, y después de largas e intensas disputas, David Gilmour, Roger Waters, Richard Wright y Nick Mason volvieron a tocar juntos por última vez en un escenario, durante el concierto solidario "Live 8" realizado en Londres, en 2005. Como anécdota, fue el momento más visto de todo el concierto y, a pesar de que se rumoreó que harían una gira, no fue así. Esa reunión marcó un antes y un después, en cualquier caso, pues luego ha habido varias colaboraciones entre Gilmour, Mason y Waters, aunque ya sin la figura de Rick Wright.

Syd Barrett. (Cambridge, 1946-2006) Fue el gran referente en los primeros años, antes incluso de sacar su primer disco, "The Piper at the Gates of Dawn", en el año 1967. Suyas fueron las primeras composiciones, el nombre del grupo y también el primer sonido de Pink Floyd. Barrett no sólo marcó el camino, también hizo inconfundible a la banda desde sus comienzos. La salida de Barrett de Pink Floyd no fue fácil, ni mucho menos. Se trataba de un amigo de la infancia que poco a poco dejó de brillar en un grupo que él mismo había liderado. Un compañero que cada vez de forma más frecuente firmaba momentos realmente bochornosos para la banda: se quedaba en blanco en el escenario, lo abandonaba sin motivo... de ahí la entrada de Gilmour para reforzar el grupo y cubrir las lagunas de Syd, que lo aceptó sin problemas hasta que un día, simplemente, no fueron a recogerlo para ir a uno de sus conciertos. La influencia de Syd en la banda ha sido tan importante que, incluso años después de haber dejado el grupo, inspiró algunos de los mayores clásicos de la banda, como "Shine on your crazy diamond" o "Wish you were here". David Bowie dijo de Barrett que fue "el primero en haber abierto el camino a las canciones inspiradas en el subconsciente".

Torry, Clare. Es la voz negra atrapada en un cuerpo blanco y rubio que sorprendió incluso a los propios miembros de Pink Floyd cuando le pidieron que, pensando en la muerte o en algo horrible, improvisara unas notas vocales sin letra sobre los acordes de piano de Rick Wright. Así nació la la definitiva "The Great Gig In The Sky", que antes de ser incluida en el disco tuvo otros muchos nombres cuando la banda la interpretaba en sus directos: "The Mortality Sequence", "The Religion Song"... Torry le dio el toque definitivo y, pese a salir avergonzada e incluso pidiendo disculpas del estudio, dejó entusiamados a los miembros del grupo y al propio Alan Parsons, ingeniero de sonido del álbum "The Dark Side of the Moon", que fue quien la recomendó.

Ummagumma. Rompió todos los moldes a finales de los sesenta. El disco, de 1969, consta de una parte en directo -con temas de su primer y segundo disco- donde el grupo conjuga a la perfección su música con una mezcla de ambientes en forma de proyecciones y juegos de luces con los que logran transmitir todo tipo de sensaciones a los que presencian sus conciertos, alterando sus propias versiones originales. La otra parte del álbum es un disco en el que se ponen de manifiesto los distintos trabajos personales de cada miembro del grupo. Aquí se dan cita ideas experimentales, obras llenas de locura y psicodelia en estado puro.

Vergüenza. La causa y el origen de la idea de "The Wall" de Roger Waters fue un escupitajo a la cara que lanzó a un fan alocado en la gira de "Animals", en Montreal. Waters se arrepintió y buscó las causas de por qué había llegado a tal situación personal... Según contó él mismo, "siempre me despertaba absolutamente aterrado por la idea de que la gente descubriera que yo no era quien quería ser. Construí este muro alrededor mío, que posteriormente describí en términos teatrales, todo tipo de inseguridades sexuales y grandes sentimientos de vergüenza". La idea original, que consistía en tocar todo el concierto detrás del muro para separarse completamente del público, finalmente no se llevó a cabo y se sustituyó por una más moderada: levantar un muro durante el concierto para acabar derribándolo.

Wish you where here. Este álbum conceptual publicado en 1975 está marcado por la figura de Syd Barrett, al que están dedicados los dos temas principales: "Shine on you Crazy Diamond" y la canción que da título al disco "Wish you were Here". No era fácil sacar a la luz un material que estuviera a la altura tras el éxito sin precedentes de "The Dark Side of the Moon". Sin embargo, "Wish you Were Here" está considerada como una de las mayores perlas de Pink Floyd, en las que, como en su anterior trabajo, ninguno de sus temas tiene desperdicio. Además, la grabación del álbum está marcado por un momento 'mágico' en el que Syd Barrett, sin saberse protagonista de la historia, aparece en los estudios Abbey Road mientras el grupo grababa aquello de "Brilla, diamante loco" -en referencia a su persona-. Tanto tiempo había pasado y tanto había cambiado físicamente Barrett que ni siquiera lo reconocieron en un principio.

eXperimentación. Una de las señas de identidad más destacables de la banda en todas sus fases. Desde sus comienzos, con y sin Barrett, Pink Floyd siempre ha buscado desmarcarse del resto, por ir un poco más allá para buscar nuevas formas de crear y depurar sonidos y también la originalidad en todas sus facetas: desde las portadas de sus discos hasta el sonido y la experiencia de los asistentes a sus directos. Innumerables son los ejemplos de experimentación en sus obras: "Pow R. Toc H", "Bike", "Set The Controls For The Heart Of The Sun", "Cymbaline", "Sysyphus", "Alan's Psychedelic Breakfast", "On The Run", "Welcome to the Machine", "Keep Talking"...

Yet Another Movie. Una de las pizas básicas de "A momentary lapse of reason" (1987), el primer disco que Pink Floyd graba tras la marcha de Waters grabaron tras la marcha de Waters. David Gilmour toma los mandos por completo, tanto es así que muchos consideran este trabajo como el tercer álbum en solitario del guitarrista y cantante. Fue un éxito de ventas, también por la historia previa de juicios tras la ida de Waters. Sin embargo, no recibió muy buenas críticas por parte de quienes comparaban la obra con las anteriores. En cualquier caso, canción a canción, está compuesto por perlas, además del mencionado "Yet Another Movie", como "Learning to Fly", "The Dogs of War", o "Sorrow"...

aZimut. El Coordinador Azimut, creado por el ingeniero Bernard Speight, fue el primer controlador de sonido cuadrafónico y Pink Floyd la primera banda en utilizarlo en sus directos a finales de los 60. Constaba de dos mandos que controlaba Rick Wright y permitían la panoramización del sonido discriminándolo a través de seis altavoces. Pese a que el original fue robado en el concierto del Queen Elizabeth Hall, se creó uno nuevo más avanzado para el concierto en el Royal Festival Hall de Londres el 14 de Abril de 1969. Actualmente, la pieza robada se encuentra expuesta en el Victoria and Albert Museum de Londres. El cuadrafónico, sin embargo, no ha sido la única experimentación del grupo con el sonido. El álbum "The Final Cut", de hecho, es el primer disco grabado mediante la técnica de la holofonía (el sonido 3D) del argentino Hugo Zucarelli, que participó activamente en la elaboración del disco.
Fuente: 20 Minutos


Pink Floyd

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.