• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

El cantautor Luis Eduardo Aute cumple 50 años de carrera musical

No hay comentarios:
 

Luis E. Aute: "No tenía intención de dedicarme a cantar cuando empecé, y sigo sin tenerla"



  • "¿Pero cómo voy a llevar cincuenta años en esto?", se pregunta el cantautor que lo único que tiene claro es que lo suyo es pintar.
  • "Llevo muchos conciertos e intento disfrutarlos, pero no es lo mío".
  • "Era muy cerrado y me costaba mucho relacionarme con mis colegas".


"Fui hijo único y vivía solo en mi casa y no me comunicaba bien con los colegas"

"Prefiero encerrarme, estoy muy a gusto, aunque tengo mis broncas conmigo"

Pintor, es una de las pocas certezas que Luis Eduardo Aute tiene :«Es lo que me ha gustado siempre». Pero fue la música la que puso nombre a su profesión, un camino del que se cumplen este 2016 medio siglo.

«¿Pero cómo voy a llevar cincuenta años en esto?», dice sentado en el salón de su casa, cuando el teléfono fijo interrumpe la conversación. Tras colgar, la pregunta sale sin permiso (o casi sin permiso): ¿de verdad no va a tener un móvil nunca? «Tuve muy al principio un par de ellos, pero soy muy adictable y si me meto en eso y las redes sociales y todo eso, el problema ya no se resuelve».

Lo que sí resolvió y rápidamente fue la selección de las canciones de la gira 'La Gira Luna' (el viernes 29 de Enero en el Circo Price) con la que celebra su 50 aniversario en la música.

¿Imposible elegirlas usted?
Es que las he grabado todas, me gustan todas. Pero hay canciones que son éxitos y otras que no lo son pero son más significativas. Eso me cuesta, porque las hay que la gente no conoce y significan mucho para mí, y la idea era hacer un concierto con las más conocidas.

¿Faltan muchas significativas?
Sí, faltan muchas que son significativas y que tienen que ver especialmente con mi vida, aunque todas tienen que venir conmigo. Pedí a mis amigos que me hicieran listas y salían más de 40.

¿Le sorprendió alguna de las que seleccionaron?
Sí, coincidieron en una que he cantado poco: 'Imán de mujer', y la he puesto. Además me gusta mucho.

'Al Alba' estaría en todas, ¿no?
Sí, estaba, aunque no siempre estaba la primera.

Si hace 50 años le dicen que iba a cumplir todo este tiempo en la música y cantando...
Yo mismo me pregunto ¿50 años ya?, pero ¿cómo? Y sí, los hace, en Noviembre de 1976 grababa mi primer disco. Me recuerdo yendo a grabar a aquellos estudios, en Delicias, llovía... Grabé cuatro canciones que salieron en Enero. Me insistían, yo no quería grabar, yo pensaba que haría esas canciones, y ya. No tenía la más mínima intención de meterme en esto y sigo sin tenerla. Me gusta fabricar canciones.

Pero cantarlas...
Llevo muchos conciertos e intento disfrutarlos, pero no es lo mío. Tampoco sé muy bien qué es lo mío.

¿Pintar?
Sí, eso es lo que me gusta, y cada vez más.

¿Quizá la música como profesión le ha permitido ser más libre en pintura?
Totalmente, pinto lo que me da la gana sin preocupación de vender. Pero aunque me hubiera dedicado a pintar habría compuesto canciones.

Una vez me contó que empezó a pintar porque era hijo único, se aburría...
Sí, hasta los 15 años fui hijo único, y vivía solo en mi casa y no me comunicaba bien con los colegas. Era muy cerrado y tenía dificultad para comunicarme y lo pasaba muy bien pintando, mucho más que jugando al fútbol. Así que a la primera que podía me encerraba.

¿Cambió o sigue igual?
No, eso no ha cambiado, de hecho cada vez prefiero más encerrarme.

Pero ya no es por los mismos motivos, no es por dificultad...
Hombre, a la fuerza ahorcan: uno acaba aprendiendo. Hay que socializar un poco, porque si no estás perdido. Pero no me gusta, prefiero encerrarme, estoy muy a gusto conmigo, aunque tengo mis broncas conmigo, pero las tengo yo solo y no con otros.

No parece muy sencillo llegar a ese estado en el que uno esté tan a gusto consigo...
No, porque crear es terapia. Escribir, fabricar cosas, es la manera de evitar al loquero, y la forma más barata y directa.

A lo mejor si viene el médico se queda usted sin crear...
Ya pasó. Cuando me encerré una vez sin parar, que no salía del estudio ni para dormir, en casa se preocuparon y llamaron a un amigo psicoanalista . Vino y se quedó a dormir en el taller conmigo, dándome ideas sin parar. Narrativa en cambio, ¿cómo se puede controlar una novela? Yo soy totalmente incapaz. En las canciones hay más control de la historia.

¿Qué emoción le ha dado más canciones?
Las dudas, las preguntas, aquello que se me escapa o se me tuerce es lo que más canciones ha inspirado. Lo que me propone las 24 caras y no dos, eso es lo que más me precipita a escribir, las contradicciones, los contrarios. Y esto empieza a ser una patología: cada vez que veo algo veo su contrario.

¿Va a más?
Reflexionar es salir de tu plano, recorrer un espacio, mirarte y verte desde fuera, en el espejo. Y esa es la primera reflexión y cuando uno descubre la subjetividad. Entonces es cuando te preguntas quién soy yo, y ahí la cagas.

Y si sabes quién eres...
Lo que acabas de decir... Saber quién eres...

Bueno, cuando ya estás en algún lugar...
Cómodo.

O incómodo, igual quieres ir a otro sitio, estar o ser alguien que no eres...
Vértigos incómodos. Por eso son vértigos. Es curioso que cuando hablamos no nos miramos las partes diferenciadas nos miramos a y en las pupilas, que es lo único absolutamente idéntico que tenemos los seres humanos, ese agujero negro, y ahí nos identificamos.

Hay gente a la que no se le puede mirar a los ojos...
Sí, mejor no, hay gente a la que es mejor no mirar. Pero en esa inercia que te decía de salir y de recorrer un espacio y verte, descubres la muerte.
Fuente: 20 Minutos


Luis Eduardo Aute

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.