• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Entrevista a José Mercé por su nuevo Disco

No hay comentarios:
 

José Mercé: "Me gustaría ser el que mandara y que nadie tuviera que trabajar, ni yo"



  • Saca nuevo disco el cantaor, 'Doy la cara' , de duetos y con mucho pop.
  • "Hoy nadie da la cara; yo sí, no me escondo de nada".
  • "El hombre no es el sexo fuerte, fue mi mujer la que me sacó adelante".


"A Paco de Lucía porque dijo que la izquierda creaba y que la derecha ejecutaba por poco le rompen las manos"

"Yo ya tengo las espaldas muy anchas, a estas alturas ya me da igual lo que digan"

"He sido muy mal estudiante y no me ha gustado nada estudiar; a los 13 ya estaba buscándome las habichuelas"

Se lleva al flamenco el pop de algunas canciones que han sido banda sonora de una generación, canciones de nuestra historia, como 'Por el bulevar de los sueños rotos', que canta con Álvaro Urquijo. Vanesa Martín, Alejandro Sanz, Arteta, Calamaro, Drexler o Sabina también han colaborado con José Mercé, que no sólo titula su disco 'Doy la cara' (Warmer) sino que presume de ello.

Enérgico y con ganas de gustar nos recibe una vez más, de la anterior hace unos años, y de lo primero que nos habla es de la canción quizá más compleja del álbum, la de Urquijo.

¿Daba miedo cantar 'Por el bulevar de los sueños rotos'?
No, miedo no, respeto. Cuando empezamos a preparar el disco de duetos dije que me tenían que gustar los artistas y que me llegaran. Y hemos tardado un año y medio. Todos estaban encantados con cantar conmigo.

¿Todos?
Los escogí porque quería cantar con ellos, lo difícil era que ellos quisieran cantar conmigo. Y todos dijeron que sí.

¿De dónde sale la idea de querer hacer pop?
Me moriré haciendo flamenco y siendo flamenco, pero me gusta la música, toda, me da igual de dónde venga.

¿Haría rap?
No te quepa duda de que si se da la circunstancia lo haré.

Poca mujer hay en el disco...
Ha sido coincidencia, no porque yo sea machista. Y 'Te recuerdo' Amanda es con Vanesa Martín, que era quien tenía que hacerla.

Es que vaya canción...
Es que date cuenta de que ese gran Víctor Jara perdurará siempre.

¿Alguno equiparable hoy?
Quizá 'Al alba' de Aute.

¿Y en protesta?
Fíjate lo que ocurrió por cantar eso. A Paco de Lucía porque dijo que la izquierda creaba y que la derecha ejecutaba por poco le rompen las manos también como a Jara. Eso ocurrió. Ya no ocurre, pero nunca se sabe, porque siempre hay algún descerebrado.

¿Por qué da la cara?
Es una frase que me gusta, hoy en esta sociedad no hay responsabilidad, nadie la cara, todos se lo llevan y no dan la cara.

¿Identificado con el lema?
La gente ya sabe que yo siempre doy la cara y no me escondo de nada. Hago lo que quiero y lo que me gusta.

¿Quedan flamencos?
Me estoy quedando un poco solo, se han ido los grandes y tengo ganas de que salga alguien que rompa y que hiera. No sé si será la comida de hoy o la capa de ozono. Y pasa igual con el mundo del toro.

¿En qué se asemeja?
En la fatiga, la forma de torear y cantar. Hay toreros muy buenos, pero me gusta el pellizco, el muletazo de Manzanares o Curro Romero o Antoñete. Hoy tenemos algo pero nos queda poco. Echo de menos en el flamenco eso: que rompa y duela. Es todo muy mecánico y están llamando a todo flamenco. Ahora son todos maestros. Se ha perdido el respeto por el flamenco.

¿Pasa igual con la música en general?
Hay cosas muy raras en todos los tipos de música. Hoy se necesita poco para dar un pelotazo pero no tiene enjundia ni cultura.

¿Falta historia en las letras?
Mucha, no entiendo cómo se saca un disco por año. Yo me he llevado muchos palos y eso que mi disco Aire es el más vendido de la historia del flamenco. Las redes sociales también ha hecho daño a la cultura. Eso es frío y mecánico. No es lo de antes. Si no están conmigo en el estudio yo no...

¿Alguna canción se le atragantó de 'Doy la cara'?
Alguna sí...

Como no me lo va a decir, le pregunto lo contrario, ¿cuál le salió a la primera?
'El bulevar de los sueños rotos' y Álvaro Urquijo se reía de felicidad. Él dice que este le gusta más que todo lo que ha hecho.

¿Espera palos por esa canción?
Yo ya tengo las espaldas muy anchas, a estas alturas ya me da igual. La crítica no me preocupa tanto. Y es importante equivocarse, se aprende mucho. La gente más crítica son mis hijas y mi mujer, son las más duras.

¿Fundamentales en su vida para seguir?
No te quepa la menor dudad, ya sabemos qué pasó (murió su hijo)... El hombre no es el sexo fuerte, yo me quedé tirado en el sofá y mi mujer me levantó y me dijo tenemos dos hijas y tú no sabes más que cantar.

¿No sabe más?
No, salí del colegio a los 13 años y ya estaba buscándome las habichuelas.

¿Le habría gustado seguir?
He sido muy mal estudiante y no me ha gustado nada estudiar. Incluso me jode no haber estudiado solfeo ni inglés. Un profesor me decía que nos acordaríamos el día de mañana, y llevaba razón. Pero con 13 años ya me vine a Madrid y ya toda mi vida cantando.

¿Nada le gustaba?
Lo que más era geografía. Me encantaba. Y dictado, me gustaba hacerlos, pero matemáticas y dibujo, nada. En dibujo me decían: rubio, tú te puedes ir al recreo ya. Es todavía y no sé (y hace un dibujo). Te hago uno para que veas que no es broma. No sé hacer más que uno.

Y tiene una hija que es profesora de universidad, ¿a quién sale?
Sí, la pequeña, esa niña yo no sé a quién sale. Dibuja, estudiante, hizo Magisterio con Matrícula de Honor, le han regalado un máster, es profesora de universidad. En una cena que me invitaron en una universidad y estaba el rector de la universidad, que ni lo conocía, me hablaba de mi hija y me dio la enhorabuena, y le dije; esa hija no es mía, esa niña es muy estudiosa. Es una gitana maravillosa.

¿De haberle gustado?
Es que no me gusta. Y no gusta pero no hay más remedio que estudiar.

¿Si pudiera elegir ser alguien del pasado?
Miguel Hernández. Ese sí que era puro. La profundidad de Miguel Hernández no la ha tenido nadie. No ha necesitado una flor para adornar un poema. Me quedo con Miguel.

¿Y alguien para ser si volviera a vivir?
Yo si me reencarno en alguien que sea uno que pueda estar en el sofá sin problemas y que todos vivan muy bien.

¿No cantaría?
No lo tengo claro. Me gustaría ser el que mandara pero para vivir bien, y que nadie trabajara. Pobre Miguel Hernández que se iba andando de Madrid a Alcalá para ver los toros.

¿Hasta dónde iría usted andando?
Con la injusticia hay que ir al infinito. El otro día un tipo pegaba a la novia y se metió un chaval y había más gente y no hacían nada. Dónde está la sangre, ¿qué le pasa a la humanidad?

¿Y si ve usted una pelea?
Yo tengo muy mal pronto, me da igual que sean pequeños. Una vez vi a chicas de 12 años que estaban entre 5 o 6 pegando a una, y los cogí y los tiré como Hulk. No se puede, le estaban dando patadas en la cabeza y en la cara. Con la injusticia no puedo. Pero hoy son como pandilleros, cinco contra uno. Nos pegábamos y al día siguiente eran amigos.

¿Se ha pegado mucho?
No, era muy miedoso. A las nueve ya me agarraba a mi madre. Me decía vete a por agua al patio y yo decía que no, que no voy. Ahora ya tengo poco miedo.
Fuente: 20 Minutos


José Mercé

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.