• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Nueva película de Tim Burton

No hay comentarios:
 

Tim Burton, el chico inadaptado que triunfó en Hollywood



  • Tim Burton estrenará su última película, "El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares", el próximo 30 de Septiembre.
  • El director ha sabido crear con su cine un universo propio inconfundible: gótico, oscuro, extravagante, lleno de muerte y habitado por seres inadaptados.
  • Johnny Depp, Christopher Lee, Helena Bonham Carter y el compositor Danny Elfman han sido claves en la filmografía de Tim Burton.


La muerte y la relación padre-hijo son dos de los temas recurrentes en la filmografía de Burton

Érase una vez un niño muy tímido, un chaval introvertido y algo inquietante que encontraba poco placer en los estudios pero un tremendo estímulo en el dibujo y el cine, especialmente en las películas de bajo presupuesto. Se llamaba Tim Burton y era un inadaptado social que amaba aquellas criaturas de serie B de Universal, la Hammer y las producciones niponas. En definitiva, era el monstruo de Frankenstein fascinado por el monstruo de Frankenstein.

Sus gustos preadolescentes le descubrieron el arte de Ray Harryhausen —el maestro de los efectos especiales que estaba detrás de clásicos como "Jasón y los argonautas" y "Furia de titanes"—, le hicieron admirar a Vincent Price —actor habitual de las producciones de terror estadounidenses— y le animaron a ponerse tras la cámara y rodar sus primeros cortos como aficionado.

En 1976, su innegable talento artístico le permitió obtener una beca de Disney para el Instituto de Artes de California. Allí estudió junto a otras jóvenes promesas del séptimo arte como Brad Bird ("El gigante de hierro", "Los Increíbles", "Ratatouille"...) y John Lasseter (miembro fundador de Pixar y actual director creativo tanto de ese estudio como de Walt Disney Animation Studios). Burton seguía siendo el más raro del grupo pero, aun así, Disney lo contrató. Incomprendido, al principio no tuvo mucho margen de maniobra, pero todo eso cambió cuando comenzó a dirigir cortometrajes con total libertad creativa y dio a luz joyas como "Vincent" y "Frankenweenie".

Así se forjó el inconfundible estilo que ha caracterizado toda su carrera: un universo gótico dominado por la oscuridad y la fantasía y habitado por personajes excéntricos con cualidades físicas extremas (altos, muy delgados, pálidos, inseguros, con grandes ojeras y peinados extravagantes...) que sienten que no encajan en el mundo. Incluso la Navidad, época en la que se enmarcan muchas de sus historias, adquiere siempre un tono siniestro en manos de Burton.

En sus películas abundan los mosaicos de cuadros blancos y negros, los árboles retorcidos, las linternas de calabaza, los espantapájaros, las serpientes a rayas, las casas tenebrosas y los perros (su animal favorito).

La relación padre-hijo es un tema recurrente en su filmografía ("Eduardo Manostijeras", "Charlie y la fábrica de chocolate", "Big Fish"...) y también la muerte, a veces como algo atroz pero a menudo también como algo alegre o incluso cómico en los arrebatos de humor negro del director ("Bitelchús", "Mars Attacks!"...), pero casi nunca dramática.

Las influencias de Mary Shelley y Edgar Allan Poe en su obra son obvias y su predilección por nombres como Vincent, Víctor, Victoria y Edward también dan muchas pistas sobre los gustos que han marcado su carrera.

Burton no ha estado solo en su aventura cinematográfica. En el rodaje de "Eduardo Manostijeras" (1990), el cineasta descubrió en Johnny Depp a un buen amigo que acabaría por convertirse, con permiso de su idolatrado Christopher Lee, en su actor fetiche (ya han trabajado juntos en ocho ocasiones). Su otra gran compañera de viaje ha sido Helena Bonham Carter, a la que conoció en 2001 mientras trabajaban en "El planeta de los simios" y que acabó siendo su pareja durante 13 años, hasta que se separaron en 2014. Ella ha aparecido en siete de sus películas.

El director cuenta con otro fiel más, el prestigioso compositor Danny Elfman, responsable de la característica atmósfera musical del universo burtoniano. Elfman es el autor de la banda sonora de todas las películas de Tim Burton salvo tres: "Ed Wood", "Sweeney Todd" y de la próxima "El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares", que se estrenará el próximo 30 de Septiembre.

Tim Burton a través de sus películas


Bitelchús (1988): Su primera gran película —tras debutar en el largometraje con "La gran aventura de Pee-Wee" (1985)— estuvo protagonizada por Michael Keaton en el papel de un repulsivo y excéntrico fantasma. La cinta le permitió a Burton hablar de la muerte con mucho humor negro. Winona Ryder, Alec Baldwin y Geena Davis completaban el reparto.

Batman (1989): Un hito en el cine de superhéroes con Michael Keaton como Batman, Jack Nicholson como El Joker y una Gotham muy oscura y gótica, un estilo que acentuó aún más en "Batman Vuelve" (1992), donde añadió al repulsivo Pungüino de Danny DeVito y la sensual Catwoman de Michelle Pfeiffer.

Eduardo Manostijeras (1990): Cuento de una criatura inadaptada de aspecto estrafalario, relación padre-hijo, Navidad, primera aparición de Johnny Depp, colaboración de Vincent Price, música de Danny Elfman... Pura esencia Burton.

Pesadilla antes de Navidad (1993): La Navidad y Halloween unidas en cine stop motion. Aunque Burton no la dirigió, está basada enteramente en su historia y sus personajes. Tiene humor oscuro —quizá demasiado para los niños—, canciones, cadáveres, serpientes, calabazas, árboles retorcidos y espíritu navideño. Está considerada una película de culto.

Ed Wood (1994): Biopic del denominado peor director de la historia del cine, un entrañable perdedor interpretado por Depp al que acompañó Christopher Lee como Bela Lugosi.

Sleepy Hollow (1999): Burton reunió a sus actores fetiche en torno al siniestro árbol retorcido de una oscura aldea para componer una genial versión de la historia del jinete sin cabeza.

El planeta de los simios (2001): Quizá el primer gran tropiezo del director. Un remake innecesario. No hacía honor ni a su estilo ni a la película original. Años después, "Alicia en el país de las maravillas" (2010) demostró que a Burton no se le dan bien los encargos comerciales.

Big Fish (2003): Aunque luminosa y colorida, destila alma burtoniana: a base de fábulas, simbolismo y reflexiones sobre la muerte, el director dibuja un emotivo homenaje a la paternidad.

La novia cadáver (2005): Vivos amargados, muertos felices y un perro esqueleto recuerdan el amor de Burton por la animación (y los perros). Esa pasión, nacida de su admiración por el trabajo de Harryhausen, la retomó luego con "Frankenweenie" (2012), largometraje basado en uno de sus primeros cortometrajes donde el protagonista es un perro resucitado y toda la historia constituye un homenaje al cine de terror clásico.

Sweeney Todd (2007): Macabro musical protagonizado por Depp y Helena Bonham Carter con el que el director recurrió a un inquietante barbero para recuperar sus raíces más oscuras.

Big Eyes (2014): Christoph Waltz y Amy Adams protagonizan la historia real de una artista ninguneada. Aunque no lo parezca, sí tiene rasgos burtonianos: pasión por la pintura y figuras de ojos enormes.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (2016): Una isla misteriosa con un orfanato abandonado en el que vivieron niños con habilidades extrañas. Material ideal para Burton.
Fuente: 20 Minutos


Tim Burton

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.