• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

'Stranger Things', más que nostalgia ochentera

No hay comentarios:
 

‘Stranger Things’, algo más que nostalgia ochentera


No hizo ruido al llegar, pero su emisión ha sido un acontecimiento televisivo. Es la serie del verano. No solo esto, es una de las series veraniegas que más han impactado en toda la historia de la televisión. Netflix lanzó los 8 capítulos de la temporada completa de 'Stranger Things' simultáneamente el 15 de Julio. Diez días después ya arrastraba legiones de fans. La reina de las búsquedas en Google, de los debates en los foros seriófilos de Internet, la última moda en sesiones maratonianas (unas seis horas y media)… Había empezado la “strangerthingmanía”, y eso que su promoción no fue para nada espectacular (prácticamente se basó en que tenía a Winona Ryder entre sus protagonistas).

Sí, es un viaje a los años ochenta. La acción transcurre en 1983 en la población de Hawkins, Indiana; y fue rodada en cámara digital, una Red Dragon. Posteriormente, a la fotografía se le añadió grano para que las imágenes tuvieran el aspecto de las películas de esa época. Entre las claves del éxito estaría la maestría con la que capta el espíritu ochentero y la multitud de referencias al cine de género y a la cultura pop en materia de fantástico de los setenta y sobre todo los ochenta. Desde la literatura de Stephen King a la de Tolkien, de 'Dragones y mazmorras' a los juegos de rol y, especialmente, el cine de Spielberg, John Carpenter, Richard Donner, George Lucas, Joe Dante, David Cronenberg o Robert Zemeckis; a títulos como 'E.T., Encuentros en la tercera fase', 'Alien', 'Star Wars', 'La cosa', 'Poltergeist', 'Tiburón', 'Ojos de fuego', 'Cuenta conmigo' o 'Los Goonies'. Ha logrado enganchar a varias generaciones de audiencias, no solo a los que crecimos con ese tipo de cine, fuera en las mismas salas o desde casa, con las viejas cintas de VHS, también a jóvenes que, pese a la mitificación de muchos de estos títulos, esas propuestas les pueden sonar a cine antiguo.

Y entre todos sus protagonistas, pequeños y adultos, un personaje se ganaba incluso a los telespectadores más exigentes, el de Once (“Eleven” en el original), interpretada por la joven de doce años Millie Bobby Brown (actriz de padres británicos, aunque nacida en Marbella y afincada actualmente en Florida). Para no spoilear más de lo necesario a quien no la haya visto, los mismos creadores de la serie reconocen que uno de los referentes del personaje de Once sería el 'E.T.' de Spielberg (aunque, por sus características, también recuerda al del videojuego "Beyond: Dos almas").

Escrita y dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer, guionistas en algunos de los capítulos de Wayward Pines y que en su carta de presentación en el largometraje, la interesante 'Hidden: Terror en Kingsville', le dieron otro punto de vista a la manida temática de zombis/infectados. En 'Stranger Things' están los homenajes, y el espíritu y la textura de las películas ochenteras, o el que una parte de su argumento, el de los experimentos secretos gubernamentales (los de MK Ultra) se inspire en hechos reales; pero los Duffer Brothers han sabido fusionar (reinventar) una mitología propia con demogorgon, inframundos, dimensiones paralelas y poderes paranormales, un grupo de amigos que recuerdan a 'Los Goonies'… y ella, Once.

El culto a la serie se ha extendido hasta la veneración de su misma intro con la tipografía añeja de luces de neón mientras aparece en pantalla el título completo de “Stranger Things”, acompañada de la música original con sintetizador compuesta por Kyle Dixon y Michael Stein; o su misma banda sonora que incluye temas de The Clash, Joy Division, New Order, Vangelis, Peter Gabriel o Foreigner entre otros.

Los hermanos Duffer ya han anunciado, ante el exitazo de esta primera temporada, que habrá una segunda (y más, y más… hasta que decaiga la audiencia). De momento, ríanse de los reboots y remakes de 'Los Cazafantasmas', 'Pesadillas en Elm Street', 'RoboCop' o lo que quieran. 'Stranger Things' es el reboot y remake perfecto, y es también algo más que simple nostalgia ochentera. Es un relato de aventuras juveniles, de amistad y de iniciación, capaz de convencer también al público más adulto, con personajes creíbles (e increíbles), facturada con pasión y convicción, y esto siempre ha sido y será algo universal.
Fuente: 20 Minutos


‘Stranger Things’

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.