• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

¿Qué fue de... el niño de 'Karate Kid'?

No hay comentarios:
 

¿Qué fue de Ralph Macchio, el eterno 'Karate Kid'?


Hay personas que se conservan muy bien con el paso de los años… y luego está Ralph Macchio.

Lo recordamos en su inolvidable papel de ‘Daniel San’ en 'Karate Kid', estrenada hace 32 años. Aquel chavalín adolescente que inspiró a millones de chicos en todo el mundo a lanzarse a las artes marciales tenía ya 22 años cuando rodó esta película.

Muchos miembros del equipo de rodaje no se lo creían cuando él les decía su edad. Su apariencia juvenil no fue cosa de unos años. En 1987, al poco de estrenar 'Karate Kid II', pasó por el altar y aún parecía un adolescente junto a su novia Phyllis Fierro. Entonces ya había cumplido los 26.

La suya es una preciosa historia de amor, ambos se conocieron cuando tenían 15 años. Ella se preparaba para trabajar como enfermera y cuidaba de la abuela de Ralph, que organizó una pequeña fiesta en su sótano. La abuela hizo de celestina y les presentó a los dos.

Allí, entre bebida de zarzaparrilla y ganchitos, surgió el amor. “La primera vez que vi esos grandes ojos castaños oscuros sentí que estábamos unidos”, recuerda Phyllis.

Cinco años después de la boda nació su hija Julia y en 1996 (cuatro años después) llegó Daniel.

Seguramente estáis pensando, como yo también hice, que Ralph le puso el nombre a su hijo en honor a su personaje. Pues esta es la explicación:

“Daniel es un primo de mi mujer y fue su mejor amigo mientras crecían… pero sí, para mí Daniel es un nombre que siempre será muy especial”, desveló en una entrevista.

En realidad su hijo pudo haberse llamado Marty, porque estuvo a punto de protagonizar 'Regreso al futuro', pero finalmente el papel fue para otro actor con cara de niño: Michael J. Fox.

Ralph siguió adelante con dos secuelas de 'Karate Kid', y tras la celebrada 'Cruce de caminos' (1986), donde daba vida a un joven músico en busca de su destino (con aquel mítico duelo final de guitarras), demostró su versatilidad como actor en 'Mi primo Vinny' (1992) junto a Joe Pesci y Marisa Tomei, que ganó un Oscar gracias a esta película.

También probó suerte en el teatro y tuvo una buena acogida, pero inevitablemente y pese a sus notables esfuerzos, no pudo quitarse de encima el sambenito de Daniel Larusso.

Dejó Hollywood y se dedicó a pasar más tiempo con sus hijos y también a dar clases de tenis y de guitarra (es fan acérrimo de Bruce Springsteen). “Mi mayor logro ha sido tener a mi familia”, asegura.

También demostró que era un talentoso bailarín en la edición de 2005 de 'Dancing with the Stars', donde dedicó sus participación a su “preciosa mujer” Phyllis.

Aunque su brillante carrera como actor perdió fuelle no se ha apagado del todo. En 2003 trabajó en 'Una buena noche para morir' y en 2006 protagonizó la comedia 'Beer League' después de rechazar el papel hasta tres veces.

En 2009 participó en varios episodios de la popular serie 'Betty', interpretando a un concejal latino, Archie Rodríguez, que tenía un affaire con la hermana de la protagonista.

En 2010 acompañó a Jackie Chan y el hijo del Will Smith en la presentación del remake de 'Karate Kid'.

En 2012 contó con un interesante papel: interpretó a Joseph “Joe” Stefano, escritor de 'Psicosis', en el biopic 'Hitchcock' protagonizado por Anthony Hopkins.

En 2013 apareció por sorpresa en la serie 'Cómo conocí a vuestra madre', en un capítulo en el que se interpretaba a sí mismo junto a su archienemigo de 'Karate Kid' William Zabka.

Y también se ha puesto detrás de las cámaras: en 2002 escribió y dirigió el largometraje independiente 'Love Thy Brother', por el que ganó el premio al mejor director en el Festival de Long Island.

Además, tiene en ciernes un papel fijo en una serie televisiva llamada 'The Deuce', que se estrenará en 2017.

En todo este tiempo, su esposa Phyllis nunca se ha apartado de su lado, y en la actualidad viven en Long Island, donde Ralph nació.

Y a sus 54 años sigue más fresco que una lechuga. Para que os hagáis una idea, ahora tiene más años que Pat Morita cuando interpretó al Sr. Miyagi. Su madre era italiana y su padre de ascendencia italio-griega. De ahí le viene su apellido Macchio, pronunciado a la italiana ‘con ch’, aunque él mismo se presentó en ocasiones a la inglesa, pronunciado con ‘k’.

Al contrario que otros muchos actores, en especial estrellas juveniles, nunca se ha metido en líos, no le han detenido borracho, ni drogado, ni con prostitutas, y sigue felizmente casado con su primer amor.

Tanta bondad y perfección vital fue objeto de parodia en el canal 'Funny Or Die', con un corto llamado 'Wax On, F**k Off', que viene a significar algo así como ‘dar cera, vete a la mierda’. En el vídeo, varias ex-estrellas de los años 80 y su propia familia (interpretada por actores) aconsejaban a Ralph Macchio que probara a pasarse ‘al lado salvaje’ de la vida para revivir su carrera.

El vídeo es muy gracioso; personalmente me parece genial su forma de vida y que siga así muchos años.

También interpretó a Johhny Cade, su dramático personaje de 'Rebeldes' (1983), esa increíble película en la que Coppola reunió a los que serían los más grandes actores del momento antes de que nadie les conociera.

El entrañable sr. Miyagi (Pat Morita) falleció en 2005 a la edad de 73. En el funeral Ralph le dedicó un sentido elogio que terminó con la frase, “para siempre, mi sensei”.

Aún conserva la famosa banda de la cabeza que le regaló su maestro en la ficción y también el coche que reformó a base de “dar cera, pulir cera”.

A su hijo Daniel le ha permitido llevar la banda puesta en alguna fiesta de Halloween pero confiesa que lo más difícil es tener una hija en edad de salir con otros chicos. “Es el trabajo más duro del mundo”, asegura.

Bromas aparte, se siente muy orgulloso del legado que ha dejado la película y de su alter ego, con el que le confunden continuamente.

“La gente piensa que es mi nombre, que crecí en Newark y que sé artes marciales. Les dejo que lo crean..”, confesó en una ocasión. “Ese personaje se ha convertido en parte de la cultura popular, un tipo perdedor que afortunadamente sigue entreteniendo a nuevas generaciones. Daniel Larusso fue realmente el chico de la puerta de enfrente que todos creímos que podríamos haber sido. No tenía nada a su favor pero al final resultaba victorioso. Es una gran historia de superación y más de 30 años después la gente aún sigue recitándome frases de la película”.
Fuente: 20 Minutos


Ralph Macchio (Marzo 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.