• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

¿Qué fue de... Mike Oldfield?

No hay comentarios:
 

¿Qué fue de Mike Oldfield?

Hoy vamos a recordar a Mike Oldfield y sus 'Tubullar Bells', artífices de esa inquietante melodía que se nos metió hasta la médula, una de las más terroríficas de la historia del cine.

Ha sido la metáfora musical por excelencia del mal rollo en multitud de películas y series que vinieron después, pero Mike Oldfield es mucho más que sus campanas tubulares.

También es el autor de temazos ochenteros como 'Moonlight Shadow' (con Maggie Reilly) y 'Island', con la increíble voz rasgada de Bonnie Tyler, la banda sonora de "Los gritos del silencio" ("The Killing Fields"), y esas maravillas de discos que son 'The Songs Of Distant Earth' o 'Voyager', en el que trabajó con la banda española "Luar na Lubre".

¿Y qué ha sido de Mike Oldfield en la actualidad? ¿Se retiró a un castillo escocés a disfrutar de su fortuna? ¿Sigue en activo o se ha retirado?

Pues Mike Oldfield sigue vivo, coleando y a pleno rendimiento profesional.

A sus 63 años vive en Nassau, famosa ciudad de piratas hoy convertida en la paradisíaca capital de las Bahamas.

Es un ciudadano del mundo: además de su hogar en Gloucestershire (Inglaterra) también ha vivido en Suiza, Mónaco y Los Ángeles. A comienzos de los 90 se estableció en Ibiza y años después se mudó a Bunyola (Mallorca) para disfrutar de una vida más sosegada. Finalmente se mudó a Las Bahamas, donde reside en la actualidad.

Todo por las desavenencias que tiene contra su amada patria, Gran Bretaña, a causa de su política fiscal y excesivamente controladora, por ejemplo, con los fumadores.

A Mike Oldfield le cuesta estarse quieto en un sitio y también ha tenido una vida sentimental de lo más ajetreada: ha tenido en total cuatro mujeres, y se casó con tres de ellas.

Su primera mujer fue Diana D’Aubigny, hermana del líder de Exegesis, grupo en el que Mike tocaba cuando era joven. Fue un matrimonio adolescente y efímero, duró solo un par de semanas.

A principios de los 80 se casó con Sally Cooper, con la que tuvo tres hijos: Molly, Dougal y Luke. Se divorciaron pronto y a finales de esa misma década el compositor ya tenía otra pareja, la cantante noruega Anita Hegerland, y otros dos hijos, Greta y Noah.

Anita participó activamente en el trabajo musical del Mike pero tampoco duraron mucho; finalmente regresó a su país y se estableció cerca de Oslo con sus hijos.

En 1999 conoció a Fanny Vandekerckhove, una estudiante de 22 años que entonces residía en Francia. Ambos se hospedaban en el mismo hotel, se hicieron íntimos y en 2003 se casaron en secreto. Tuvieron dos hijos, Jake y Eugene.

Ella se dedicó a la cría de caballos y después de vivir juntos en las islas Baleares se mudaron al Caribe, donde Mike esperaba disfrutar de una vida tranquila junto a su nueva familia. Este tercer matrimonio duró hasta 2013.

En total ha tenido siete hijos con sus diversas parejas y en más de una ocasión ha admitido que no le ha dado a sus vástagos la atención que merecían.

“No creo que les haya herido, pero tuve problemas con ellos (en referencia a sus primeros hijos, Molly, Dougal y Luke). Yo era muy difícil entonces, simplemente no estaba preparado y tenía un montón de cosas que hacer. Estaba de gira todo el tiempo y no estaba preparado para lidiar con una relación estable o ser un padre. Puedo sentirme culpable pero también puedo ser honesto y admitir que esa era la verdad en ese momento”, confesó en una entrevista.

En Mayo de 2015 recibió un gran revés: su hijo Dougal Oldfield murió repentinamente a la edad de 33 años cuando se encontraba trabajando como asistente de edición en una productora de cine en Soho, en el centro de Londres. Los forenses determinaron que falleció de muerte natural.

Mike Oldfield nunca ha negado que su gran amor es la música, y en ella ha volcado por completo su vida. Sus comienzos fueron de lo más pintoresco: su madre era una ferviente católica que solía contarle leyendas irlandesas durante horas. Según Oldfield, aquello le influyó decisivamente en la longitud de sus composiciones.

A los 15 años dejó el colegio y junto a su hermano mayor Terry montó una banda de rock llamada Barefoot con la que recorrieron Europa y Gran Bretaña durante cuatro años.

Aquella época de austeridad y de no tener ni para comer hizo de él una ahorrador compulsivo, incluso después de hacerse repentinamente millonario a los 20 años gracias a 'Tubullar Bells'.

Mike compuso la maqueta de este disco cuando tenía 17 años. En aquella época consumía drogas alucinógenas como LSD o peyote que, según se rumorea, le ayudaron durante la composición de sus obras.

Finalmente, el propio Oldfield reconoció los efectos mentales de las drogas que consumió en su autobiografía "Changeling", publicada en 2008.

Allí cuenta que a comienzos de los 90 (justo cuando vivía una vida de desenfreno de drogas en Ibiza) tuvo graves problemas mentales que más tarde le llevaron a crear una fundación llamada "Tonic" para apoyar a gente con trastornos mentales. De hecho, los beneficios del libro fueron destinados a la organización de caridad para la salud mental "SANE".

'Tubullar Bells' iba un poco en la misma línea. Se la ofreció a varias discográficas pero era un disco muy largo y sin letras cantadas así que no tuvo suerte… en un principio. Porque entonces el destino le puso en manos de Richard Branson. El ahora multimillonario, dueño del gigantesco emporio Virgin, tenía un par de tiendas de discos. Quería montar una discográfica y se interesó por el trabajo del joven Mike.

Tanto, que 'Tubullar Bells' fue el primer lanzamiento del recién nacido sello Virgin Records el 25 de Mayo de 1973.

El propio Branson y Mike Oldfield recordaron hace unos años su primer encuentro en un curioso documental emitido por la BBC.

'Tubular Bells' fue el disco que logró consolidar la discográfica Virgin, estuvo en lo más alto de las listas de éxitos un total de 250 semanas y vendió más de 16 millones de copias en todo el mundo.

La crítica alabó la calidad y originalidad de la obra, y aún faltaba lo mejor: su trampolín en Hollywood. El éxito de este disco fue masivo cuando la escogieron como banda sonora de la película "El Exorcista".

Estuvo en lo más alto de las listas de éxitos un total de 250 semanas y vendió más de 16 millones de copias en todo el mundo. Se convirtió en un éxito masivo y ese éxito se comió literalmente a Mike Oldfield, que experimentó una fobia al público, debido a su sobreexposición mediática.

Desde entonces Mike siempre ha evitado en la medida de los posible las entrevistas y ha guardado celosamente su vida privada.

'Tubular Bells' fue reeditado en varias ocasiones, en 1990, en 2000, en 2009, y finalmente en 2012, con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres, para el que lanzó una versión especial de 12 minutos para la ceremonia de apertura, donde también participó J.K. Rowling.

En estos últimos años también ha trabajado con su hermano Terry Oldfield en su disco 'Journey Into Space', donde participó en 3 canciones.

A finales de 2015, anunció que su próximo disco sería un instrumental, inspirado en el entorno natural de las Bahamas y similar a 'Ommadawn'.

No obstante, lo malo de vivir en el Caribe son los huracanes, y este Octubre ‘Matthew’ ha causado verdaderos estragos en las Bahamas, lo que ha retrasado la fecha de publicación de este nuevo disco, que se calcula que finalmente verá la luz a principios de 2017.
Fuente: 20 Minutos


Mike Oldfield en los 80

Mike Oldfield en los 90

Mike Oldfield en los años 90 y en 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.