• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

¿Qué fue de... Milli Vanilli?

No hay comentarios:
 

¿Qué fue del mayor fraude de la historia de la música, Milli Vanilli?


En estos días en los que triunfan en la música las voces sintetizadas y pasadas por mil filtros, no puedo dejar de acordarme del que fue el mayor fraude de la historia de la música: Milli Vanilli.

Eran guapos, atléticos, molones y además tenían una voz portentosa… o eso parecía. Este dúo alemán formado por Rob Pilatus y Fab Morvan consiguieron vender más de 7 millones de copias en poco más de dos años, fueron número 1 en las listas de éxitos de media Europa y Estados Unidos y ganaron un Grammy al mejor artista revelación.

Pilatus incluso se vino arriba y llegó a afirmar en la revista Time que Milli Vanilli tenía “más talento que Bob Dylan, Paul McCartney y Mick Jagger”.

Pero un día el playblack falló durante un concierto y entonces llegó el escándalo. Se descubrió que ellos sólo eran bailarines, una cara comercial para las voces reales de Milli Vanilli, de hecho ellos casi no sabían hablar inglés. El impresionante éxito obtenido con 'Girl You Know It’s True', su tema más popular, se convirtió de la noche a la mañana en decepción, indignación, ira y reclamaciones .

¿Qué fue de ellos después de semejante tongo?

A finales de los años 80, dos amigos bailarines cayeron en gracia a uno de los grandes gurús de la música de los 70, Frank Farian, produtor de Boney M.

Rob Pilatus era un mulato guapísimo de ojos claros, hijo de una alemana y un soldado norteamericano de color. Había sido adoptado por una pareja de alemanes y se hizo amigo de Fabrice Morvan, un modelo y bailarín francés de origen africano que se había mudado a Alemania.

El productor Frank Farian tenía un temazo entre manos; era 'Girl You Know It’s True', de un grupo desconocido llamado Numarx, de Maryland, que sonaba en la discotecas de las bases americanas en Alemania.

Farian introdujo una producción más moderna pero el problema eran los cantantes, Brad Howell y Charles Shaw, que no tenían carisma ninguno. Y propuso a Fabrice Morvan y Rob Pilatus, que iban a ser los bailarines del grupo, que sustituyeran a los verdaderos cantantes, playback mediante, claro.

Tal y como Frank Farian esperaba, su apuesta fue un rotundo éxito. El primer disco de Milli Vanilli, 'All or Nothing' (el título era todo un augurio —todo o nada—) salió en 1988 y barrió con todo.

Igualmente irónico parece ahora el título de su temazo, 'Girl You Know It’s True' (chica, sabes que es verdad), pero lo cierto es que era una canción muy pegadiza y bailable, y la estética de sus ‘cantantes’, con sus cuerpos esculturales y sus melenas de rastas y trencitas, enganchaba tanto como su música (además de convertirse en carne de Super Pop y de MTV).

Milli Vanilli


Consiguieron ser disco de oro en Alemania, fue número 1 en Austria, España y Estados Unidos, y también conquistaron el mercado musical de Francia, Reino Unido y los países escandinavos. Recibieron grandes reconocimientos: además de ganar un Grammy, se llevaron tres premios en los American Music Awards (AMA).

Poco después llegaron otros grandes éxitos como 'Baby Don’t Forget My Number', 'Girl I’m Gonna Miss You' y 'Blame It on the Rain', algunos de ellos también fueron números 1.

Pero todo en ellos era impostado, hasta el origen del nombre, del que llegaron a decir que significaba “energía positiva” en turco.

¿Le sentó bien este éxito a los verdaderos cantantes, cuyos rostros jamás conocimos? Nosotros diríamos que no. De hecho uno de ellos, Charles Shaw, terminó cogiendo la puerta por sus discusiones con el productor, y fue sustituido por otro cantante en la sombra, John Davis.

Resentido, Charles Shaw contó la verdad a un periodista del diario neoyorquino del Newsday en Diciembre de 1989 pero después se retractó públicamente de sus afirmaciones, previo pago de Farian.

Curiosamente en su edición en Estados Unidos el libreto sí incluía el nombre de los cantantes de estudio, así que fue en Europa donde realmente nos la dieron con queso. De hecho fue en Estados Unidos donde empezaron a notar cosas raras, como que Fab Morvan y Rob Pilatus hablaban fatal en inglés en las entrevistas pero tenían un acento perfecto en las canciones.

A finales de 1989 sobrevino el desastre: en un concierto en Bristol (Connecticut) el estribillo de 'Girl You Know It’s True' comenzó a repetirse en bucle. La peor pesadilla de Morvan y Pilatus se había hecho realidad: el mundo había descubierto su gran mentira.

En Noviembre de 1990 la situación era ya insostenible y finalmente el productor Frank Farian confesó públicamente en Nueva York la verdad sobre Milli Vanilli.

Se convirtieron en el primer grupo en la historia de los Grammy al que le retiraron el galardón, un hecho inédito.

Todos empezaron a echar balones fuera: la discográfica, Arista Records, afirmó que ellos no sabían nada del fraude pero luego se demostró que estaba al corriente incluso antes de firmar el contrato.

También Rob Pilatus culpó al productor y aseguró que ellos querían cantar con sus verdaderas voces pero al menos pidió disculpas a sus fans por el engaño.

Comenzaron a llover las demandas que les exigían el reembolso de sus compras. La mayoría de estas reclamaciones fueron desestimadas pero en Agosto de 1991 una de ellas prosperó en Chicago, y condenó a la discográfica a devolver el dinero a aquellos asistentes a conciertos y compradores de las grabaciones que lo desearan (un total estimado de 10 millones de personas). Se especificó que los que compraron un single recibirían 1 dólar, los que compraron una cassette o disco 2 dólares y los que compraron un CD, 3 dólares.

Farian, el productor, reconvirtió en tiempo récord el que iba a ser el segundo álbum de Milli Vanilli, 'Keep on Running', en un nuevo disco llamado (con toda la intención del mundo) 'The moment of Truth' (el momento de la verdad) y firmado por The Real Milli Vanilli, en el que se incluía la imagen de los verdaderos cantantes, John Davis y Charles Shaw.

Milli Vanilli - The Moment Of Truth


Aquello fue un rotundo fracaso, como también fracasó el intento de Rob y Fab de lanzar un grupo con sus voces reales llamado Rob & Fab, con el que no llegaron a vender 2.000 copias.

Milli Vanilli se convirtió en un nombre maldito. Fab Morvan rehizo su vida como DJ pero Rob Pilatus no asimiló su decadencia. Ya había intentado suicidarse en 1991, se había refugiado en la droga y a mediados de los 90 protagonizó varios incidentes de vandalismo, asalto e intento de robo que le llevaron a la cárcel durante varios meses. Morvan intentó ayudarle, incluso le pagó un tratamiento en una clínica de rehabilitación.

En 1998 Frank Farian tenía planes para ellos: quería relanzar Milli Vanilli con un nuevo álbum, 'Back and in Attack', en el que cantarían de verdad. Pero sus planes se truncaron de forma dramática.

El 2 de Abril de 1998, Rob Pilatus fue hallado muerto en un hotel de Fráncfort por una mezcla fatal de pastillas y alcohol. Tenía 32 años.

Rob Pilatus


Nunca logró encontrar su lugar. En una entrevista confesaba que fue muy difícil para él ser negro en Alemania, sin ningún referente a su alrededor con el que identificarse. Sus compañeros de clase le llamaban ‘Kunta Kinte’. “Si ya eres mayor, no importa, pero cuando eres joven necesitas algo con lo que identificarte y yo no lo tuve. Soy negro y soy alemán, pero no he tenido forma de aprender lo que significa ser negro”, relató. “Cuando eres joven, no quieres sentirte diferente. Si eres diferente, te sientes solo”.

El tiempo pasó, Frank Farian produjo a nuevos grupos de electropop como La Bouche y No Mercy, y Morvan siguió ligado al mundo del espectáculo y se volcó en el mundo de la radio.

En 2000, Fab Morvan participó en un documental de la BBC sobre la historia de los dúos musicales llamado "It Takes Two: The Story of the Pop Duo".

En 2007, Universal Pictures anunció que estaba preparando una película basada en el éxito y la caída de Milli Vanilli y que contaría con la producción de los magnates Kathleen Kennedy y Frank Marshall. Fab Morvan iba a participar como asesor pero finalmente el proyecto se quedó en el limbo.

En 2011, Morvan lanzó un single en iTunes llamado 'Anytime' y en 2016 se reunió con uno de los cantantes originales John Davis, y juntos han vuelto a los escenarios como The Milli Vanilli Experience con su repertorio nostálgico de antaño.
Fuente: 20 Minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.