• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

¿Qué fue de... Kim Basinger?

No hay comentarios:
 

Kim Basinger vuelve al cine erótico a los 63 años ¿qué ha sido de ella?


Vuelve el mito erótico de los 80, Kim Basinger, en un papel que le va como anillo al dedo: Elena Lincoln, la responsable de seducir al joven magnate Christian Grey cuando solo tenía 15 años e introducirle en el mundillo de los látigos, las bridas y los trajes de látex.

Esto es lo que encontraremos en 'Cincuenta sombras más oscuras', secuela de 'Cincuenta sombras de Grey', que se ha estrenado este 10 de Febrero.

La elección no es casual: Kim Basinger fue nuestra maestra en cuando a sensualidad y bailes de strip-tease se refiere. En plena era Reagan fue una bomba sexual que regaló un montón de grandes ideas para enriquecer la vida marital o extramarital de toda una generación y fue fuente de toda clase de imitaciones, parodias y referencias con Nueve semanas y media, donde ya practicaban “juegos muy jugosos”.

Ahora, 30 años después, la actriz que en su día encarnó la sexualidad femenina liberada asegura que tiene otras miras: “Cuando eres joven te sientes atraída por los tipos duros, pero eso es una fantasía. Me he dado cuenta de que el placer está en la bondad y el sentido del humor, ha comentado.

Y aunque las críticas de 'Cincuenta sombras más oscuras' no están siendo demasiado benevolentes, yo siento una gran curiosidad por verla en ese papel de seductora madura, porque además se conserva increíblemente bien a sus 63 años. Quien tuvo, retuvo, dice el refrán. ¿Y qué ha sido de ella en todos estos años?

Kimila Ann Basinger, que es su nombre de pila, fue una niña muy tímida y recatada, ahí donde la vemos. Pero pronto superó sus tapujos y a los 20 años ya se había convertido en una cotizada modelo que ganaba 1.000 dólares al día. A principios de los años 70, protagonizó decenas de portadas de revistas y anuncios televisivos.

También estudió interpretación y en 1976 le ofrecieron el papel de Kris Munroe, una de las tres protagonistas de Los ángeles de Charlie, oferta que rechazó porque no quería atarse en una serie, si bien accedió a participar en algunos de sus episodios.

Kim Basinger en su juventud
Kim Basinger en su juventud

Su primer gran papel llegó en 1983 al convertirse en una chica Bond en 'Nunca digas nunca jamás' junto al 007 del momento, Sean Connery. Además fue la primera chica Bond que después ganaría un Oscar.

Aquel trabajo dejó huella en ella, y no solo profesional. En una ocasión desveló que solía tener fantasías con Sean Connery.

Sean Connery y Kim Basinger en ‘Nunca digas nunca jamás’ (1983)
Sean Connery y Kim Basinger en ‘Nunca digas nunca jamás’ (1983)

“Me imaginaba que cabalgaba con él en un caballo árabe a lo largo de una playa. Nos desnudábamos en la arena y mientras el caballo se alejaba por la orilla hacíamos el amor apasionadamente bajo la luz de la luna. Esto siempre me dejaba muy cachonda, me encantaba ese hombre”, confesó.

Raso, persianas y Joe Cocker: nace el mito sexual


Aquello fue sólo el comienzo. La película que realmente la catapultó a la fama mundial se estrenaría tres años después, tras un largo proceso de censura y planos cortados. Hubo un antes y un después en el mundo con 'Nueve semanas y media' (1986).

Su personaje, la galerista de arte divorciada que redescubría su sexualidad junto a Mickey Rourke, nos hizo descubrir lo desaprovechada que teníamos la nevera como fuente de placer.

Puso de moda las combinaciones de raso y las persianas de aluminio, y la voz de Joe Cocker se convirtió en un himno al arte de quitarse la ropa.

La verdad es que ahora, viendo todo aquello en retrospectiva, se confirma que el tiempo no nos trata a todos igual, ni mucho menos.

Mickey Rourke y Kim Basinger, reunidos 23 años después de ‘Nueve semanas y media’ (2009)
Mickey Rourke y Kim Basinger, reunidos 23 años después de ‘Nueve semanas y media’ (2009)

Los años 80 fueron grandes para Kim Basinger, estaba en lo más alto. Trabajó con los actores del momento y proliferaban toda clase de rumores con sus compañeros de reparto.

En 1986 hizo Atrapados sin salida con Richard Gere, al año siguiente Cita a ciegas con Bruce Willis y Nadine con Jeff Bridges. En 1988 'Mi novia es una extraterrestre' con Dan Aykroyd.

Richard Gere y Kim Basinger repitiendo juntos en ‘Análisis final’ (1992)
Richard Gere y Kim Basinger repitiendo juntos en ‘Análisis final’ (1992)

Entonces llegó Tim Burton y su gran película 'Batman' (1989). Habían fichado a Sean Young para el papel de Vicki Vale pero en el último momento ella se llevó el gato al agua.

Aquella película marcó el fin de su matrimonio con el maquillador Ron Snyder, con el que se había casado en 1980. Le dejó por el productor de Batman Jon Peters, al que a su vez también le puso los cuernos con el cantante Prince, que había participado en la banda sonora.

Años después, su ex-marido Ron Snyder confesó en sus memorias ("Longer Than Forever", publicadas en 1998), que Kim le fue infiel con Richard Gere mientras rodaban 'Atrapados sin salida' y desveló que la actriz sufrió un aborto en 1981.

De su affaire con Prince Kim dijo aquella famosa frase de: “Sólo diré que no me puse ninguna restricción durante aquella etapa.

Lo de Kim y Prince iba tan en serio como que el músico le produjo un disco para que Kim mostrara sus (escasas tirando a nulas) dotes como cantante. 'Hollywood affair' nunca vio la luz pero afortunadamente siempre nos queda Internet.

Durmiendo con su enemigo: Alec Baldwin


En 1991 llegó Alec Baldwin a su vida, como una ola, que diría Rocío Jurado. O más bien como una tempestad oceánica.

Lo suyo era pura química, al parecer causaron más de un contratiempo en el rodaje de 'Ella siempre dice sí', porque no se cortaban un pelo en ensayar sus escenas más tórridas en vivo y en directo, incluso las que no salían en el guion, lo que ocasionaba constantes retrasos.

Se casaron en Agosto de 1993 y volvieron a trabajar juntos en 'La huida' (1994), donde las escenas de cama no podían ser más realistas.

Parecían una pareja ideal pero los años volverían aquel romance en un tormentosa pesadilla. Kim llegó a decir que rechazó el papel de Julia Roberts en 'Durmiendo con su enemigo' para rodar 'Ella siempre dice sí', y que al final fue ella la que terminó “durmiendo con su enemigo”.

Pero eso sucedería más adelante. Por entonces, en los años 90, Kim Basinger seguía haciendo las delicias del público incluso convertida en dibujo animado en 'Una rubia entre dos mundos' (1992) en la que sedujo al mismísimo Brad Pitt.

Nos preguntamos cómo habría sido 'Instinto básico' (1992) si ella hubiera aceptado el papel que le ofrecieron, y que al final fue a parar a Sharon Stone.

Del estrellato a la ruina


Los días de vino y rosas se fueron al carajo a mediados de los años 90 por varias razones. Una de ellas fue un litigio con la productora de la película 'Mi obsesión por Helena', película que iba a protagonizar, y con la que al parecer llegó a un acuerdo verbal que nunca se materializó.

Fue condenada a pagar una indemnización de 8 millones de dólares, lo que la llevó a la bancarrota, porque además se metió en un proyecto faraónico que nunca tuvo salida.

Aconsejada por algunos parientes, compró por 20 millones de dólares una enorme propiedad de casi 7 kilómetros cuadrados en la pequeña ciudad de Braselton, Georgia, (vamos, prácticamente el pueblo entero) para convertirlo en sede de un festival de cine, erigir unos estudios e incluso un parque temático.

“Nada bueno salió de ello”, contó años más tarde. Roto el sueño, tuvo que malvenderlo por menos de un millón de dólares y además acabó como el rosario de la aurora con su familia.

Al menos al final un jurado falló a su favor respecto a la demanda por 'Mi obsesión por Helena' y llegaron a un acuerdo de rebajar la indemnización a 3,8 millones.

Kim necesitaba ingresos y lo peor estaba aún por llegar.

Su mayor pesadilla: guerra por su hija Ireland


En 1998 tuvo un respiro: ganó un Oscar por su papel secundario en L.A. Confidential, junto a Russell Crowe.

La actriz junto a Robin Williams , Helen Hunt y Jack Nicholson, los actores ganadores de la edición de los Oscar (1998)
La actriz junto a Robin Williams , Helen Hunt y Jack Nicholson, los actores ganadores de la edición de los Oscar (1998)

Alec Baldwin estuvo a su lado toda la noche, partícipe de su gran momento.

Nada parecía presagiar que se divorciarían cuatro años después, y que la custodia por su única hija, Ireland se convertiría en un campo de batalla muy lucrativo para sus respectivos abogados: se dejaron cifras millonarias en los juicios.

Kim consiguió impedir a su ex-marido cualquier tipo de contacto con Ireland y su pugna llegó a su punto álgido en una grabación telefónica que salió a la luz, donde Alec Baldwin se refería a su hija, que por entonces tenía 13 años, como una “cerda desagradecida e insensata”.

La actriz con su hija Irland (2006)
La actriz con su hija Ireland (2006)

Aquello llevó al actor al borde del suicidio, e incluso publicó un libro a modo de penitencia "A promise to ourselves", ("una promesa a nosotros mismos"), pero eso ya lo conté en otro interesante post dedicado a los hermanos Baldwin.

Después de la tormenta…


Kim dedicó al cuidado de su hija mucho tiempo, incluso se tomó unos años sabáticos, pero con el nuevo siglo trabajó en algunas películas como 'Soñé con África' (2000), donde consiguió un salario de 5 millones de dólares, entrando en la categoría de actrices mejor pagadas, y 8 millas (2002) con un papel que me encantó como madre del rapero Eminem.

Aquello llevó al actor al borde del suicidio, e incluso publicó un libro a modo de penitencia "A promise to ourselves", ("una promesa a nosotros mismos"), pero eso ya lo conté en otro interesante post dedicado a los hermanos Baldwin.

Con su hija Ireland Baldwin (2013)
Con su hija Ireland Baldwin (2013)

Con el tiempo Ireland no solo perdonó a su padre, sino que se lleva fenomenal con él y con Hilaria Thomas, la mujer española de su padre, y adora sus tres pequeños hermanastros.

Por su parte, Kim Basinger ha rehecho su vida con un peluquero, emplea muchas de sus energías a la defensa de los animales a través de la asociación PETA (es estricta vegana desde los 8 años) y vive muy tranquila.

“Trabajo en un negocio extraño y ‘confianza’ es una palabra que no está en su vocabulario, dijo en una ocasión.
Fuente: 20 Minutos

Kim Basinger en el estreno de ‘Dos buenos tipos’ (Mayo de 2016)
Kim Basinger en el estreno de ‘Dos buenos tipos’ (Mayo de 2016)


En la presentación de ‘Cincuenta sombras más oscuras’  (2 de Febrero de 2017)
En la presentación de ‘Cincuenta sombras más oscuras’  (2 de Febrero de 2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.