• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

El actor Luke Perry, de 'Sensación de Vivir', muere a los 52 años al no recuperarse de un derrame cerebral



  • El protagonista de 'Sensación de Vivir' fue ingresado de urgencia el pasado miércoles.


Luke Perry, el icono de la televisión que saltó a la fama en 'Sensación de Vivir', ha muerto este lunes víctima de un derrame cerebral masivo, según informa TMZ.

El actor ingresó de urgencia el pasado miércoles tras sufrir un ictus cuando se encontraba en su casa de Sherman Oaks, California. Sus representantes dijeron que los médicos habían sedado a la estrella, con la esperanza de darle a su cerebro la posibilidad de recuperarse del trauma. Sin embargo, parece que el daño fue demasiado extenso, publica TMZ.

Tras conocerse que Perry estaba muy grave, sus compañeros de la serie, se pronunciaron en redes sociales, mandando ánimos y apoyo al intérprete, de 52 años.

El chico rebelde de 90210


Nacido en Ohio, Perry llegó a Los Ángeles después de graduarse en la escuela secundaria. Las cosas no fueron fáciles para este joven del medio oeste que vivía a duras penas asfaltando carreteras, mientras se presentaba a castings esperando a que sonara la flauta. Una vez contó que llegó a hacer más de 215 audiciones antes de que le dieran una oportunidad para un anuncio de televisión.

Comenzó su carrera participando en culebrones hasta que el productor Aaron Spelling le escogió para que fuera el rico, solitario y melancólico Dylan McKay de la exitosa 'Sensación de Vivir' (1990).

La ficción de Spelling fue un fenómeno, convirtiendo a Perry en un ídolo adolescente que apareció incluso en una portada de Vanity Fair. "Voy a estar vinculado con él hasta que muera. Creé a Dylan McKay y es mío", dijo una vez el actor sobre el papel de rompecorazones que definió su carrera.

El personaje de Perry despertaba tanta pasión entre sus fans que en 1991 un aforo de 2.000 personas se transformó en 10.000 cuando fue a firmar autógrafos en un centro comercial de Florida. El caos fue tal que varias personas fueron hospitalizadas y el centro comercial se vio obligado a cerrar sus puertas.

El paso de Perry por '90210' tuvo dos etapas: una desde 1990 hasta 1995 y otra desde 1998 hasta 2000, momento en que se terminaba la ficción. Durante todo ese tiempo, McKay luchó contra el alcoholismo y la adicción a las drogas, a la par de mantener relaciones sentimentales inestables con Brenda (Shannen Doherty) y Kelly (Jennie Garth).

"La serie cambió mi vida de manera inconmensurable", comentaba el actor en la entrevista. "Mi vida nunca será la misma: ha sido bueno en su mayor parte. Sin duda, tiene algunos inconvenientes, pero no puedo quejarme", sentenciaba.

Después de que se cancelara '90210', Perry buscó roles que fueran la antítesis de Dylan: interpretó a un reverendo, un promotor de surf, un ganador de lotería o el líder de una secta de culto.

La CW le eligió en 2016 para meterse en la piel del padre de Archie en la serie 'Riverdale' (en la que seguía trabajando), pero estaba previsto que hiciera cameos de forma esporádica en el retorno de 'Sensación de Vivir' que va a emitir Fox. El elenco original de la ficción está involucrado en el proyecto, a excepción de Doherty, quien todavía no ha confirmado su participación.

La próxima aventura cinematográfica de Perry, que está pendiente de estreno, es 'Once Upon a Time in Hollywood', dirigida por Quentin Tarantino.

Tenía dos hijos, Jack y Sophie, y estuvo casado con Rachel Sharp desde 1993 a 2003.
Fuente: 20 Minutos


El actor Luke Perry

El escandaloso 'Like A Prayer' de Madonna cumple treinta años



  • El tema ha conseguido vender cinco millones de copias y alzarse en el número uno en 15 países.


Madonna ha celebrado en su cuenta de Instagram el aniversario de uno de los momentos más escandalosos y exitosos de su carrera musical, los 30 años de 'Like A Prayer'.

La cantante y su legión de fans no han dudado en recordar uno de los momentos más significativos de la carrera de la reina del pop tres décadas después.

— Madonna (@Madonna) 4 de Marzo de 2019
"La elección de una nueva generación" y "30 años de controversia ... 30 años de Like A Prayer" han sido los dos mensajes que la diva ha acompañado dentro de sus perfiles en las redes sociales.

— Madonna (@Madonna) 3 de Marzo de 2019
Madonna se encuentra inmersa en la finalización de su nuevo álbum de estudio, que se espera para este año. Este disco será su decimocuarto álbum de estudio.

— Madonna (@Madonna) 3 de Marzo de 2019
El videoclip fue nombrado por MTV el más transgresor de la historia, mientras que sencillo consiguió vender cinco millones de copias y alzarse en el número uno en 15 países (Estados Unidos, Reino Unido y España incluidos).

'Like A Prayer', el escándalo como forma de promoción


La historia comienza cuando Pepsi firma un contrato con Madonna de cinco millones de dólares: dos minutos de anuncio de una Madonna en la cima y ellos promocionando su gira.

Todo se trunca y la cantante llega a uno de sus mayores momentos de escándalo debido al videoclip de la canción. En el vídeo, Madonna besa a un Cristo negro, las cruces arden y asciende al cielo.

La Iglesia se lanza contra Madonna y critica el videoclip obligando al gigante de los refrescos (Pepsi) a cancelar el contrato con la cantante, eso sí, sin pedirle el dinero de vuelta.

En el principio del vídeo Madonna corre despavorida, escapando de algo, y se tropieza delante de una iglesia. Mientras, se puede observar una cruz ardiendo. Se muestran imágenes de cómo ve a unos delincuentes matar a una chica. Un hombre de color va a socorrerla, pero aparece la policía y piensan que todo es culpa suya. Madonna es testigo de lo ocurrido.

La intérprete de Express Yourself pone en primer plano el problema del racismo dentro de la sociedad Estados Unidos, así como la figura de la mujer y la religión dentro de la sociedad americana. Madonna busca despertar algunas mentes y lo consigue.

La religión es un elemento fundamental en el vídeo. Madonna entra en la iglesia y admira a un Cristo negro que comienzo a llorar al verla. Ella observa durante unos segundos para después tumbarse en uno de los bancos y ser trasportada al cielo. Mientras, decide besarle los pies al Cristo negro y abrir las puertas de donde se encuentra. Le toca y este comienza a vivir, transformado en una persona de carne y hueso. Este besa a Madonna y sale por la salida de la iglesia.

También aparece bailando mientras cinco cruces arden detrás de ella. Posteriormente se vuelve a besar apasionadamente con el Cristo negro y aparecen varias imágenes relacionadas con la religión católica.

Por todo esto último la Iglesia se pronuncia rotundamente en contra de Madonna, así como el sector más conservador de los Estados Unidos y del mundo.

A pesar de todo, el tema se convierte en una de las canciones más vendidas de su carrera, así como uno de los cortes más famosos e imprescindible dentro de su carrera musical.
Fuente: 20 Minutos


La reina del pop promocionando 'MDNA Skin' en Nueva York

Fangoria: "Sobrevivimos al siglo XX, pero el XXI podrá con nosotros"



  • El dúo de electrónica lanza 'Extrapolaciones y dos preguntas 1989-2000', su decimotercer álbum, con el que celebra 30 años en la escena musical.
  • "Somos más cercanos al robot que al ser humano con emociones y pasión", admiten en una entrevista con 20minutos.


Su personalidad "robótica" y el haber hecho lo que siempre han querido son las claves del éxito de Fangoria, un grupo inmortal del siglo XX que continúa llenando los escenarios actuales. Aunque lo de inmortal está por ver; ellos mismos se ponen fecha de caducidad: "Este va a ser nuestro último siglo".

En su decimotercer disco, ¿con qué nos van a sorprender?
Nacho Canut (N.): Es un disco de versiones. Hay dos canciones nuevas y 13 versiones.
Alaska (A.): Yo no sé si vamos a sorprender o no. Son versiones de grupos o artistas que nos han acompañado como banda sonora en estos 30 años, que son los que cumple Fangoria.

¿Cuál es la clave del éxito de Fangoria?
N.: La clave del éxito está en no buscarlo. Cuando no lo buscas y sólo trabajas porque te gusta, igual acabas teniendo éxito o no. En nuestro caso es lo único que podemos decir.
A.: Nosotros sabemos lo que es venir de Dinarama, empezar en Fangoria y quedarnos sin discográfica. Tuvimos que contratarnos a nosotros mismos en los conciertos porque nadie nos llamaba. De repente, pasamos a estar en la situación en la que estamos ahora. Pero hacíamos lo que queríamos entonces y hacemos lo que queremos ahora; eso es el éxito.

¿Dirían que son el grupo del siglo XX que mejor ha resistido al XXI?
N.: [Se ríe]. Bueno, a este siglo todavía le queda mucho. Yo creo que el siglo XXI va a poder con nosotros. Nosotros sobrevivimos al XX pero, a no ser que la técnica y la ciencia avancen muchísimo, este va a ser nuestro último siglo.
A.: Sí, eso es.

Si tuvieran que elegir solo una canción para subirse a un escenario, ¿cuál sería?
N.: Yo creo que sería 'De qué me culpas', que es nuestro último single.
A.: Como esa aún no me la sé bien, me quedaría con 'Disco Sally', porque cuando llega el momento de cantarla en el concierto, miro la lista de reojo y digo: ¡Ay qué bien!

¿Podrían cantarme el estribillo?
A.: ¡Qué dices! Nosotros no tenemos ese ángel.
N.: No, no, no. Por eso hemos sobrevivido tanto; porque somos bastante robóticos. Somos más cercanos al robot que al ser humano con emociones y pasión. Y esa es otra de las claves para sobrevivir. Si eres muy apasionado, en seguida te quemas; pero si eres más robótico y más frío, duras mucho más.

Precisamente la imagen que dan es la de adelantados y atrevidos...
A.: Es que somos unos robots muy atrevidos.
N.: Muy atrevidos, ¡pero robots!

¿Cómo es posible seleccionar 13 canciones de toda una vida dedicada a la música?
N.: Bueno, son del 89 al 2000. Cada uno hizo una lista, las juntamos y salió esto. Ha sido más difícil el segundo volumen, porque es de música más reciente.
A.: Sí, porque cuando pasa el tiempo hay más filtro, pero las canciones más recientes no sé si las hubiéramos elegido dentro de 20 años.

¿Qué significan esos temas para ustedes?
N.: Son de grupos que eran muy amigos nuestros o canciones de electrónica, que en ese momento era un estilo que poca gente hacía aparte de nosotros. Por ejemplo, OBK.
A.: Y con el paso del tiempo, ya no solo son las canciones que en ese momento nos han gustado sino las que han permanecido. Es la banda sonora de una parte de nuestra vida.

Encontramos una mezcla peculiar entre folk, rock, electrónica, pop...
N.: Esta mezcla era la que nos gustaba. A nosotros no nos gusta solo la música tecno. Aunque lo hemos llevado a nuestro terreno.

¿Cómo le explican a un chico de 12 años qué es Fangoria?
N.: Tendría que ver el último vídeo en YouTube. Y descubriría qué edad tenemos, cómo somos, las caras, cómo vestimos, cómo es la letra...

¿Por qué esa esencia tan gótica?
N.: Podríamos haber dicho que en los 80 fuimos góticos pero ¡no! Siempre lo hemos sido y nos encanta. Eso es lo que somos nosotros.

Habladme de las dos nuevas canciones...
N.: ¿Quién te has creído que soy? y ¿De qué me culpas? son dos reproches.
A.: Y pueden ser bidireccionales, que se lo estés diciendo a una persona en concreto, a todo el mundo o que sea una escena ficticia entre dos divas... se puede tomar en varios sentidos.

Se sienten identificados con los 70 y, aún así, se han sumando al reguetón...
N.: Quizá porque somos de los 70 no tenemos esos prejuicios. Pertenecemos a la escuela de Warhol, toda la cultura pop nos viene bien.
A.: Además, hay un cierto vacío cultural para definir la edad del reguetón, porque es una música que lleva desde el siglo pasado, otra cosa es que ahora lo cope todo. No es que intentemos el reguetón sino que hemos metido elementos de él en nuestras canciones. No somos puristas en ese sentido.

¿Cuál es la movida que hay ahora en Madrid?
A.: Lo que hace King Jedet y La Prohibida en un club o Pepino y Crawford cuando pinchan. O, por ejemplo, la galería de Topacio, que es un equivalente a lo que pasaba en Casa Costus en los 80. El underground siempre existe; en los 70 hubo uno que fue el que nos salvó a nosotros.

¿Ha vuelto a vivir la música una etapa tan buena como la que vivió en los 80?
A.: La música no ha dejado de vivir nunca una etapa buena.

¿Qué han aportado a la cultura española?
A.: Ay, no lo sé...
N.: Eso no lo podemos decir nosotros y eso hay que contestarlo dentro de 100 años, ahora mismo es muy pronto. Cuando escriban libros en unos años se verá si hemos quedado o no.

¿Cómo ha evolucionado los estilos musicales en los últimos 40 años?
N.: Ahora es ideal. Para mí, el 2019 es mi año favorito de todos los que he vivido. Todo lo tienes en un teléfono. Ya no hay excusa para ser un inculto.

¿Qué pueden adelantar del segundo tomo del disco, que se publicará en verano?
A.: Adelantar nada, pero lo tenemos hecho prácticamente. La gente que nos conoce mucho y echa de menos grupos en el primer tomo, los verán en el segundo.
N.: Son otras 13 canciones que van desde el 2001 al 2019, por lo que a la gente más joven le sonarán la mayoría.

De Pegamoides a Fangoria


La cantante Alaska y el instrumentista Nacho Canut formaron esta banda de electrónica en Madrid, en 1989. Ellos llevaban en la música desde los 70, con Pegamoides y Dinarama, esenciales en la Movida madrileña. Desde 1990 han lanzado 13 discos y ganado tres premios de la música y el Rolling Stone.
Fuente: 20 Minutos


Alaska y Nacho Canut presentan su decimotercer disco

Muere Mark Hollis, cantante de Talk Talk



  • La banda británica gozó de gran popularidad en Europa durante la década de los 80.


El cantante Mark Hollis, líder y cantante del grupo británico de synth-pop y post-rock Talk Talk, falleció este lunes a los 64 años. El anunció lo hizo un ex-compañero de la famosa banda de la década de los 80, lo que motivó una serie de mensajes de tributo de varios artistas.

“Estoy muy consternado y triste de escuchar la noticia del fallecimiento de Mark Hollis”, escribió el bajista Paul Webb en su cuenta de la red Facebook. Representantes de Hollis no quisieron responder a las preguntas de los curiosos y la causa de la muerte permanece aún desconocida.

“Musicalmente fue un genio y fue un honor y un privilegio haber estado en la banda por él”, escribió Webb, elogiando las “ideas musicales pioneras” de Hollis.

El grupo se formó en Londres en 1981, llegando a la fama en la década de 1980 en toda Europa principalmente por los éxitos masivos pop ‘Talk Talk’, ‘It’s My Life’ y ‘Such a Shame’. Pero la banda cambió su sonido en una nueva dirección con su álbum de 1986 ‘The Colour of Spring’ , adoptando un enfoque más improvisado utilizando guitarra, pianos y órganos para iniciar el género más tarde conocido como “post-rock”.

Su trabajo influyó en aclamadas bandas como los ingleses Radiohead y el islandés Sigur Ros, pero la técnica de improvisación dificultó las giras y el grupo se separó en 1991 tras tensiones con su sello.

Talk Talk experimentó un leve resurgimiento en Estados Unidos en 2003 después de que la banda pop rock californiana No Doubt hiciera una versión de ‘It’s My Life’.

Nacido el 4 de Enero de 1955 en Tottenham, Inglaterra, Mark Hollis lanzó un álbum solista homónimo en 1998, pero luego casi desapareció del ojo del público.

“RIP Mark Hollis”, escribió Anthony Costello, quien se identificó en las redes sociales como su primo político. “Maravilloso esposo y padre. Hombre fascinante y de principios. Se retiró del negocio de la música hace 20 años, pero es un ícono musical indefinible”, dijo.
Fuente: La Vanguardia


Mark Hollis fue el líder de la banda británica Talk Talk

Amistades Peligrosas: "La vuelta de los 90 no es casual ni una moda"



  • El grupo noventero, formado ahora por Cristina del Valle y Marcos Rodríguez, estrena 'Pactos de sal', su nuevo disco con el que ya está de gira.
  • La intérprete asegura que "estas Amistades son más peligrosas que nunca, porque vuelven con mucha crítica social".


No es la primera vez que Amistades Peligrosas regresa a los escenarios; más bien, la cuarta. Eso sí, Cristina, la intérprete que desde 1989 se resiste a que desaparezca su grupo, asegura que vuelven "para quedarse".

Si a la tercera no fue la vencida, ¿será a la cuarta?
Cristina del Valle (C.): Amistades Peligrosas ha vuelto para quedarse mucho tiempo; ha vuelto con su esencia y el público lo ha reconocido como tal. Estas Amistades son más peligrosas que nunca porque en el 2019 regresan cargadas de mucha energía, crítica social y ganas de aportar como artistas al momento social que estamos viviendo. La cultura se hace más necesaria que nunca como un instrumento para cambiar las cosas.

Marcos es la tercera voz masculina del grupo, ¿qué supone para usted?
Marcos Rodríguez (M.): Ante todo, un reto porque ya hay dos con quien te van a comparar. El listón lo tengo alto pero voy a darlo todo. Nos hemos juntado dos que estamos un poco locos, aunque hay que estarlo para dedicarse a esto.

El videoclip de 'Ya no vives en mí' mantiene la esencia sensual y erótica de las antiguas canciones, ¿es una forma de mantener el espíritu del grupo?
(C.): Lo que ocurre en los vídeos no es algo forzado; ni siquiera está ensayado. La esencia está de manera natural porque nuestro equipo y director musical son los de siempre.

¿Son un grupo de los 90 o del 2019?
(M.): Hemos conseguido que el sonido sea el que tenía el grupo en los 90 pero renovado y actual.
(C.): La idea no es un grupo de los 90 que retoma las canciones y las remezcla sino un Amistades Peligrosas 2.0, que viene con mucho que decir y con personalidad propia.

¿Estamos viviendo un retorno de esa década?
(C.): Sí. La gente que está en el mercado musical actual es muy joven, con productos de consumo inmediato y carentes de contenido. Por eso la vuelta de los 90 no es casual ni una moda. Se debe a toda una generación de artistas que siguen teniendo mucho que decir, haciendo música muy personal y diferente.

Sus letras siempre han ido cargadas de denuncia social, ¿qué temática abarcan en este disco?
(C.): Es un recorrido por el amor, pero nada que ver con el romántico: el amor adicto, el amor entre mujeres lesbianas, el amor desde la persona que rompe una relación...

¿Es Pactos de sal una mezcla de todas las facetas del grupo?
(C.): Sí, aunque actualizadas. Hay gente que no distingue las canciones antiguas de las nuevas porque se mantiene esa esencia personal, lo que no quiere decir que Amistades Peligrosas esté en el pasado.

Entonces, ¿qué hay de nuevo?
(C.): Hemos metido ritmos latinos, música celta, zumba y kizomba.

¿Admiten que sus fans anden algo mareados con tanta ida y venida?
(C.): No, siempre ha sido un grupo muy querido. Hay gente que incluso le dice a Marcos que sigue igual que siempre.
(M.): Sí, una vez bajé del escenario y una señora me gritó: "¡Estás igual!". Y otra me dijo: "¡Muy bien! De ella no me acuerdo pero de ti, sí". [Se ríen].

Acostumbrados a sorprender en los escenarios, ¿qué tienen preparado para esta gira?
(M.): Nosotros lo que hacemos en escena es intentar trasladar a la gente a nuestra intimidad, al salón de nuestra casa, para que vean cómo se creó la canción desde el principio.

Como activista, ¿qué le parece la declaración de Bustamante: "No soy feminista ni machista, soy persona"?
(C.): Ningún artista puede seguir diciendo que machismo y feminismo es lo mismo, confundirlos es algo gravísimo. Eso es como comparar fascismo con democracia. Me entristece que lo haga un personaje público. Aunque más que ponerle el foco sobre Bustamante, se lo pondría a toda una sociedad que no tiene conciencia de lo que es el feminismo.

Su quinta etapa
El dúo de pop español se formó en 1989 con Cristina del Valle y Alberto Comesaña y se desintegró en 1998. Ambos volvieron en 2003 y hasta 2005. Luego Cristina regresó en el 2001 con Manu Garzón. Este se marchó en 2017 y le sustituyó Marcos Rodríguez, actual voz masculina.
Fuente: 20 Minutos


Cristina del Valle y Marcos Rodríguez publican 'Pactos de sal'
Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Principal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.