• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Qué se ha hecho de los grandes cómicos de los 80 y 90


Para deleite de unos, y exasperación de otros, Eddie Murphy, Steve Martin o Jim Carrey y unos cuantos más fueron los reyes de la comedia, hace años.

Jim Carrey

Con bigote marrón, nariz rosa, un par de lentes y algo más entrado en quilos. Así veremos a Jim Carrey caracterizado como el Doctor Ivo Robotnik en 'Sonic: La película', y su azulado protagonista intentando una vez más desbaratar sus planes de dominar el mundo.

Se estrena este viernes 14, y el personaje en cuestión es un caramelo para Carrey. Una oportunidad para volver a desplegar su amplio repertorio de muecas y registros. Pero la profesión de cómico no es fácil, y sí propensa a crearse detractores, sea por las incontinencias verbales o de gesticulación.

El gran año de Jim Carrey, ahora con 58 años, fue 1994. Entonces se estrenaron tres de sus películas más emblemáticas: 'Ace ventura', 'La máscara' y 'Dos tontos muy tontos'. En un tono más serio, 'Man in the Moon' (1999) y 'El show de Truman' (1998) le dieron dos Globos de Oro. Hace seis años, la secuela 'Dos tontos todavía más tontos' le volvió a poner, un poco, en primera línea. Actualmente, su trabajo en la serie 'Kidding' le ha aportado otra nominación a los Globos.

Difícil olvidar al británico Rowan Atkinson que empezó a hacerse famoso en los 80 con la serie 'La víbora negra'. Después vendría el personaje de Mr. Bean y su inimitable mezcla de torpeza e ingenio. Tuvo además dos largometrajes. Atkinson también llegó a ser fichado como secundario estrella, por ejemplo, en las míticas comedias románticas 'Cuatro bodas y un funeral' (1994) y 'Love Actually' (2003). A sus 65 años, lo más reciente en cines ha sido 'Johnny English: De nuevo en acción' en 2018.

Bette Midler

En cambio, a Bette Midler primero la conocimos en un drama musical, 'La rosa' de 1979, por el que fue nominada al Oscar. Y también como actriz dramática y cantando le llegó su segunda nominación, en 'Ayer, hoy y siempre' (1991), animando a las tropas norteamericanas con sus actuaciones. Por ambas sí que logró sendos Globos de Oro (más un tercero por la serie 'Gipsy' de 1993).

Pero la Bette Midler que más conocemos es la más desatada e histriónica, la de comedia con títulos como 'Por favor, maten a mi mujer' (1986), 'El retorno de las brujas' (1993) o 'El club de las primeras esposas' (1996) entre otras. También fue la voz de la Abuela en la reciente versión en animación de 'La familia Addams'. A sus 74 años estará en 'The Glorias', biopic del icono feminista Gloria Steinem, y en 'The Tale of the Allergist’s Wife' con Sharon Stone.

Y momento para que algunos nos sintamos mucho más mayores porque vamos con un icónico cuarteto de cómicos que ya han pasado también de los setenta. Uno de ellos protagonizó junto a Meg Ryan una de las escenas más divertidas de los 80, la del orgasmo simulado en un restaurante en 'Cuando Harry encontró a Sally' (1988). Y ese es Billy Crystal.

Otros de sus éxitos fueron 'Cowboys de ciudad' (1991), 'Una terapia peligrosa' (1999) con Robert De Niro o poner voz a Mike en 'Monstruos, S.A.'. También es recordado como uno de los mejores anfitriones en las galas de los Oscar. A sus 71 años sigue con energía. Entre sus proyectos está 'Here Today', de la que será protagonista y codirector.

Steve Martin

74 tacos son los que tiene ya Steve Martin, uno de los presentadores invitados en la reciente ceremonia de los Oscar. Sus primeras grandes comedias llegaron de la mano del director Carl Reiner, como 'Cliente muerto no paga' de 1982.

La época de máximo esplendor llegó a finales de los 80 y primeros de los 90 con Roxanne, Un par de seductores, '¡Dulce hogar!… a veces' o 'El padre de la novia'. Y su breve resurgir a principios de siglo con 'Doce en casa' (2002) o 'La pantera rosa' (1986). A sus 74 años, se mantiene en el show de 'Saturday Night Live' y obtuvo un Oscar honorario en 2014.

Un añito más tiene Danny DeVito, 75. Las pasadas navidades tuvimos oportunidad de verle en un papel destacado en 'Jumanji: Siguiente Nivel', y no le faltan las ofertas. Una de ellas será 'Triplets' la secuela de 'Los gemelos golpean dos veces' junto a Schwarzenegger, y que con la incorporación de Eddie Murphy los improbables gemelos se convertirán en trillizos.

Y 76 años ha cumplido Chevy Chase. Atrás quedan sus más divertidas comedias, como las ochenteras 'Las vacaciones de una chiflada familia americana', 'Fletch: el camaleón' o 'Espías como nosotros'. Lo más reciente ha sido la producción de Netflix 'La última carcajada' (2019), y entre sus próximas intervenciones se dejará ver en el retorno de Cocodrilo Dundee de Paul Hogan, 'The Very Excellent Mr. Dundee', o la comedia 'The Ogilvy Fortune'.

Eddie Murphy


Eddie Murphy

58 años. Ha vuelto a resurgir con la excelente 'Yo soy Dolemite', una producción de Netflix y biopic de un cómico afroamericano muy célebre en los 70 en EE.UU. por su humor grosero, popular y plagado de referencias sexuales, y por sus películas de bajo presupuesto. En preproducción tiene 'Triplets', la secuela de 'Los gemelos golpean dos veces', y se habla de un posible 'Superdetective en Hollywood 4'.

Whoopi Goldberg


Whoopi Goldberg

64 años. Su primer gran papel protagonista, con nominación en los Oscar, se lo dio Spielberg con 'El color púrpura' (1985). La estatuilla, como actriz de reparto, le llegaría con 'Ghost' (1990). Pero a ella lo que le iba era la comedia. 'Sister Act', y secuela, fue uno de sus mayores éxitos. Durante 20 años tuvo su propio show televisivo. Este es el medio en el que aún se prodiga, por ejemplo, en la serie 'Apocalipsis (The Stand)'. En cine será una de las voces de la animación de 'Pierre the Pigeon-Hawk'. Y de paso, nos recuerda que una vez las galas de los Oscar tenían a presentadores que funcionaban.

Mike Myers


Mike Myers

56 años. Tuvo sus primeros y mejores éxitos en los 90, con 'Wayne’s World' (1992), 'Austin Powers' (1994) y secuelas. También ha sido la voz de 'Shrek'. Su mayor patinazo llegó en 2008 con 'El gurú del buen rollo', pero en televisión se ha mantenido muy activo. En los últimos años, en cine, ha destacado por cameos y pequeños papeles en 'Malditos bastardos' o 'Bohemian Rhapsody'. Y, cómo no, también se especula con su regreso con una cuarta entrega del espía 'Austin Powers'.

Cazafantasmas


Cazafantasmas

No podemos olvidar a Bill Murray y Dan Aykroyd. Se les espera, acompañados de Ernie Hudson, en 'Cazafantasmas: Más allá' y que en España se estrenará el 21 de agosto. El intento de retomar la franquicia para nostálgicos, pero sobre todo para una nueva generación de espectadores que ha crecido con 'Stranger Things'. La lástima es que el cuarteto original no estará completo. Harold Ramis falleció en 2014. Aunque, al menos, Sigourney Weaver también se dejará ver es esta nueva película.
Fuente: 20 Minutos

Muere Kirk Douglas, leyenda de Hollywood, a los 103 años



  • La muerte del protagonista de clásicos como 'Espartaco' o 'Senderos de gloria' fue anunciada por su hijo Michael.


A solo cuatro días de celebrar su gran fiesta con los Oscar, el cine tuvo que afrontar este miércoles un muy triste adiós con la muerte a los 103 años de Kirk Douglas, una de las leyendas más respetadas y longevas de la gran pantalla y un icónico superviviente de la época dorada de Hollywood.

El actor Kirk Douglas (Hollywood, marzo de 2011)
El actor Kirk Douglas (Hollywood, marzo de 2011)

Joyas incontestables como 'Senderos de gloria' (1957) y 'Espartaco' (1960) son sólo algunos de los puntos brillantes de un actor que destacó no solo por su excepcional carrera artística sino también por su compromiso moral cuando, por ejemplo, se rebeló contra las listas anticomunistas en Hollywood.

"Con tremenda tristeza, mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a la edad de 103 años", dijo este miércoles Michael Douglas, uno de sus hijos y también máxima figura de Hollywood.

"Para el mundo, fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine [...], un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá", agregó.

"Kirk tuvo una buena vida y deja un legado en el cine que permanecerá durante generaciones [...]. Dejadme terminar con las palabras que le dije en su último cumpleaños y que siempre serán verdaderas: 'Papá, te quiero muchísimo y estoy muy orgulloso de ser tu hijo'", concluyó Michael.

Una estrella universal, sin Oscar


Inmortalizado por su impresionante porte como el rebelde 'Espartaco', la extensa y fabulosa filmografía de Douglas, que murió en su casa en Beverly Hills (California, EE UU), incluye otras muy destacadas películas como 'El gran carnaval' (1951), 'Cautivos del mal' (1952), '20.000 leguas de viaje submarino' (1954), 'El loco del pelo rojo' (1956), 'Duelo de titanes' (1957) o 'Los vikingos' (1958).

De Stanley Kubrick a Vincente Minnelli pasando por Billy Wilder, Douglas trabajó para algunos de los directores más admirados del cine pero, curiosamente, nunca pudo ganar un Oscar.

El actor fue tres veces candidato y no logró llevarse la estatuilla en ninguna ocasión, aunque en 1996 la Academia de Hollywood le rindió un más que merecido homenaje al entregarle un Oscar honorífico.

Una de las últimas ocasiones en las que Douglas se prestó al tributo de un Hollywood que le adoraba sin condiciones fue en los Globos de Oro de 2018.

En silla de ruedas, muy sonriente y acompañado por su nuera Catherine Zeta-Jones, Douglas presentó un premio en esa ceremonia y recibió en pie el emocionado aplauso de unos compañeros que le amaban como solo se puede querer a un auténtico patriarca del cine.

Despedida en las redes


El mismo clamor se pudo sentir este miércoles, aunque virtualmente, en Twitter, donde la muerte de Kirk Douglas se convirtió rápidamente en tendencia mundial con incontables usuarios recordando sus frases más famosas o publicando fotos, una tras otra, del aguerrido Espartaco.

Pese a su avanzadísima edad, Douglas tampoco quiso perderse en noviembre de 2018 la ceremonia en la que su hijo Michael Douglas desveló su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en Los Ángeles (EE.UU.).

"Significa mucho para mí, papá, que estés aquí hoy. Gracias por tus consejos y tu inspiración", dijo entonces Michael Douglas.

Kirk Douglas, en noviembre de 2019, durante la ceremonia de la dedicatoria a su hijo, el también actor Michael Douglas, de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood
Kirk Douglas, en noviembre de 2019, durante la ceremonia de la dedicatoria a su hijo, el también actor Michael Douglas, de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

Referente moral


Una de las claves del legado de Kirk Douglas, y que este miércoles muchos resaltaron en sus perfiles y despedidas sobre el actor, fue la huella que dejó más allá de los sets de rodaje.

Testigo y estrella de la época en la que los todopoderosos estudios controlaban (con incontables abusos) la industria cinematográfica, Douglas, que falleció ya con el cine en dubitativa reconversión y con el auge del directo (streaming), fue un refugio moral de Hollywood ante la desvergüenza de las listas anticomunistas.

Productor y protagonista de 'Espartaco', Douglas exigió que el nombre de Dalton Trumbo, guionista de aquella épica cinta pero que estaba incluido en las listas negras de Hollywood, figurara en los créditos del filme.

Douglas, que era el último superviviente del Hollywood clásico junto a otra combativa leyenda como Olivia de Havilland (103 años), recibió en 1981 la Medalla Presidencial de la Libertad, el mayor honor civil que se concede en Estados Unidos.

"Adiós a una leyenda de Hollywood", publicó este miércoles en Twitter la Academia de Hollywood, que a buen seguro preparará algo especial sobre Douglas en los Oscar del domingo, y que aprovechó para recordar una frase de una estrella ya eterna: "Quise ser actor desde que era un niño de segundo curso. Hice una obra, mi madre hizo un delantal negro, y yo interpreté a un zapatero. Después de la actuación, mi padre me dio mi primer Oscar: un helado de cucurucho".
Fuente: 20 Minutos

''We Are The World'': se cumplen 35 años de la grabación de la canción solidaria más importante de la historia


Un 28 de enero de 1985, Michael Jackson conseguía que 40 grandes músicos entraran a grabar 'We Are The World', el tema solidario por excelencia, que recogió fondos contra la hambruna en Etiopía.


  • La iniciativa partió del activista social Harry Belafonte, que quiso replicar en Estados Unidos la idea del Band Aid de Bob Geldof en Reino Unido.
  • La noche del 28 de marzo de 1985, decenas de artistas entraron a grabar la canción aprovechando que estaban todos en Los Ángeles para la entrega de los American Music Awards.


We Are The World

Fue la BBC la primera cadena de televisión que emitió la situación que, en 1984, se estaba viviendo en Etiopía: una hambruna catastrófica que, en medio de una terrible guerra civil, acabó matando a más de un millón de personas entre otras cosas, porque las naciones extranjeras tardaron mucho en reaccionar y mandar ayuda.

Pero las imágenes terroríficas que pudieron verse, de niños desnutridos exageradamente faltos de peso, de aves carroñeras esperando el momento en que los menores fallecieran para llevarse a su 'presa', tocaron el corazoncito de las grandes estrellas de la música, que pensaron que era el momento de ponerse a hacer algo.

La iniciativa partió del activista social Harry Belafonte, que quería replicar en Estados Unidos algo parecido a lo que había hecho Bob Geldof con su Band Aid en Reino Unido. Geldof había grabado un villancico solidario titulado 'Do They Know It's Christmas?', con un supergrupo formado por David Bowie, Paul McCartney, Paul Young, George Michael, Sting e integrantes de Duran Duran, Spandau Ballet, Heaven 17, The Boomtown Rats, Bananarama, U2, Ultravox, Status Quo, entre otros conjuntos.

Entre Belafonte y Quincy Jones, buscaron a las personas adecuadas para escribir la canción solidaria norteamericana: Stevie Wonder, Lionel Richie y Michael Jackson. El primero no pudo acudir a la sesión de composición y, al final, los autores fueron solo un dúo.


El 28 de enero de 1985, después de celebrarse la entrega de los American Awards, se aprovechó la gran cantidad de artistas que había en Los Ángeles para juntarse todos en los estudios A&M Recording Studios de Hollywood, con Quincy Jones al frente quien les dijo al entrar la ya famosa frase: "Dejen sus egos en la puerta".

El grupo se bautizó como United Support of Artist for Africa (USA for Africa) y tenía como objetivo recaudar con la canción fondos para un millón de etíopes. Eran las 22:30h de la noche cuando este fantástico coro entró a grabar sobre la pista de audio, creada el 22 de enero con las voces de Richie y Jackson.

Partitura autografiada de ’We are the world’

En la parte solista de la canción intervinieron: Lionel Richie, Stevie Wonder, Paul Simon, Kenny Rogers, James Ingram, Tina Turner, Billy Joel, Michael Jackson, Diana Ross, Dionne Warwick, Willie Nelson, Al Jarreau, Bruce Springsteen, Kenny Loggins, Steve Perry, Daryl Hall, Huey Lewis, Cyndi Lauper, Kim Carnes, Bob Dylan y Ray Charles.

El coro (por orden alfabético): Dan Aykroyd, Harry Belafonte, Lindsey Buckingham, Mario Cipollina, Johnny Colla, Sheila E., Bob Geldof, Bill Gibson, Chris Hayes, Sean Hopper, Jackie Jackson, La Toya Jackson, Marlon Jackson, Randy Jackson, Tito Jackson, Waylon Jennings, Bette Midler, John Oates, Jeffrey Osborne, The Pointer Sisters y Smokey Robinson.

Grabación 'We Are The World'

Valió la pena, pues se convirtió en uno de los singles más vendidos de la historia, con 20 millones de unidades y consiguió el Grammy a la Canción del año y al Disco del año, impulsando más actos musicales a posteriori como el mítico macroconcierto solidario Live Aid que se celebró en julio de 1985 simultáneamente en el estadio de Wembley (Londres, Reino Unido) y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia.

Pero lo más importante de todo, es que 'We Are The World' marcó el camino a seguir a los artistas que quisieran aportar su granito de arena ante los problemas humanitarios, recaudando nada menos que ¡¡75 millones de dólares!! y convirtiéndose en un emblema de la lucha contra la pobreza.
Fuente: ELLE

Michael Jackson y Lionel Richie, con el Grammy a la mejor canción

Madonna vuelve a cancelar un concierto debido a su lesión en la rodilla y llena de dudas el resto de su gira



  • Como ya sucedió el domingo, la artista ha tenido que cancelar el 'show' de este miércoles en Lisboa.
  • Su rodilla ya le obligó a cancelar espectáculos en Estados Unidos durante el año pasado.


La lesión de rodilla que sufrió Madonna el año pasado no da tregua a la artista estadounidense, que ha tenido que cancelar el concierto que tenía previsto para esta noche en Lisboa (Portugal), como ya ocurrió con el espectáculo del pasado domingo.

Los dolores asociados a la lesión van a impedir que la cantante se suba este miércoles de nuevo al escenario del Coliseu dos Recreios, según informó el promotor del concierto, Everything is New, que señaló que el espectáculo del jueves, con el que cerrará su paso por Lisboa, sigue en pie.

A sus 61 años, Madonna quiso arrancar su gira europea en Lisboa, donde gestó su último álbum, 'Madame X', y ofrecer a sus antiguos vecinos un total de ocho conciertos en un espacio de doce días. Pero la rodilla no le ha aguantado y tendremos que esperar para ver cómo evoluciona de cara a sus próximos conciertos.

Madonna no esconde sus problemas físicos, de los que habla en sus conciertos, e incluso anoche subió un vídeo a Instagram en el que aparece en una fiesta en una casa de Lisboa apoyada en un bastón.

"Tenía que invitar a mi familia de los escenarios a una Living Room Session. En Lisboa, donde 'Madame X' empezó su viaje... Gracias a Dios por mi bonito bastón vintage", escribió la cantante.

A la cantante le quedan todavía una treintena de conciertos en el próximo mes y medio: después de su paso por Lisboa, hay una tanda de 15 espectáculos en Londres y otros 14 en París, donde finalizará el tour el 11 de marzo. Tras dos conciertos cancelados en cuatro días, las incógnitas se mantienen.
Fuente: 20 Minutos


La cantante Madonna durante la 30º ceremonia de premios GLAAD en Nueva York

El libro 'Kurt Cobain: About a boy' ilustra la vida y la muerte del líder de Nirvana



  • En esta biografía, Carlos García Miranda y el ilustrador Alex de Marcos rinden tributo al cantante.
  • Los discos de Nirvana pusieron música y voz a la Generación X y convirtieron el ‘grunge’ en un fenómeno mundial.
  • El libro cuenta muchos detalles y curiosidades sobre la vida de Kurt Cobain y qué sucedió en los días previos a su suicidio, el 5 de abril de 1994.


Recuerdo como si fuera ayer el día en que nos enteramos de la muerte de Kurt Cobain (1967-1994). Estábamos en un descanso entre clase y clase y la noticia corrió como la pólvora por los pasillos del colegio. Algunos lloraron, otros le insultaron, hubo quien no se lo creyó y muchos nos sentimos tristes y sorprendidos pero no fuimos muy capaces de exteriorizarlo. Al fin y al cabo, no se trataba de un amigo ni un conocido, pero éramos adolescentes y Kurt era el primer mito que se nos iba, así de repente, dejándonos un poco huérfanos. Luego llegamos a casa y escuchamos por enésima vez 'Come as you are'.

El cantante de Nirvana se suicidó el martes 5 de abril de 1994, pero tardaron tres días en encontrarlo. Estaba solo en el invernadero de su casa de Seatle (EE.UU.), adonde había vuelto tras escaparse de una clínica de rehabilitación de Los Ángeles en su último intento de desengancharse de la heroína.

Se había pegado un tiro en la barbilla y probablemente el último disco que había escuchado fue 'Automatic for the people' (1992) de R.E.M., pues el vinilo seguía colocado en el plato. Al parecer, Nirvana ya eran historia aunque no se hubiese hecho el anuncio oficial de su disolución y Kurt contaba en sus círculos cercanos que estaba trabajando en un proyecto conjunto con Michael Stipe (R.E.M.).

Esta y otras muchas curiosidades sobre su biografía y los días previos a su muerte se pueden rastrear en el libro 'Kurt Cobain. About a boy' (Lunwerg Editores), firmado por Carlos García Miranda (colaborador de 20minutos), donde los textos se acompañan de las sugerentes ilustraciones de Alex de Marcos (Mundopiruuu).

En las páginas de este tributo a su vida podemos descubrir también detalles sobre el lado luminoso de Kurt Donald Cobain, ese chaval de una pequeña y tranquila localidad de Washington (Aberdeen) que revolucionó la industria del rock popularizando el 'grunge' y el estilo desaliñado y que de niño cantaba 'I’m a believer' de The Turtles y 'Hey Jude' de los Beatles, dos de sus canciones favoritas. Como cuenta García Miranda, el divorcio de sus padres dinamitó la felicidad de ese chico complicando su carácter, generándole incluso problemas de salud y conduciéndole a una juventud atormentada de la que huía consumiendo drogas.

El líder de Nirvana, Kurt Cobain, durante la grabación de 'Unplugged in New York'

El sonido de los noventa


Pero los textos del libro no hablan solo de la persona que había detrás del famoso Kurt Cobain, de quién era y quién fue, sino también de lo que aportó su personaje a la cultura popular y la música de los años 90. Aunque al crecimiento del grunge contribuyeron muchas otras bandas (Alice in Chains, Pearl Jam, Soundgarden…), fue Nirvana la que llevó este sonido a un nuevo estatus comercial con sus ventas millonarias.

Películas como Reality bites y Singles figuran en las páginas centradas en explicar qué supuso este movimiento. En ellas aparecen además otros músicos y plataformas que contribuyeron a su lanzamiento, como la discográfica Sub Pop y la cadena MTV (en pleno auge de los videoclips). También se habla de cómo la moda absorbió la estética underground: vaqueros rotos, botas militares, camisas de cuadros y camisetas de grupos desconocidos para la mayoría, con mención especial a la icónica rana Jeremiah que dibujó el cantautor Daniel Johnston (1961-2019), que se ha colado incluso en la portada del libro.

About a boy dedica un capítulo a cada uno de los discos de Nirvana: desde el seminal 'Bleach' (1989) al archiconocido 'Nevermind' (1991), pasando por la recopilación de rarezas 'Incesticide' (1992), su tercer álbum 'In Utero' (1993) y el directo póstumo ‘MTV Unplugged in New York’. Este último apareció en noviembre de 1994 como testamento sonoro, pocos meses después de la muerte de Cobain, y amplió aún más su base de fans.

Para adentrarse en el sonido de Nirvana, nada mejor que bucear en la playlist en la que About a boy reúne las canciones que marcaron a su líder y compositor, de Led Zeppelin a Sex Pistols, Pixies, los ya citados The Monkees y The Beatles, Sonic Youth, Metallica, David Bowie o Ramones, entre muchos otros. Los melómanos disfrutarán también con la colección de guitarras de Kurt Cobain, dibujada con esmero por Alex de Marcos.

Tampoco se olvida García Miranda de la viuda del grunge. El libro repasa la relación de “amor tóxico” que Courtney Love, cantante de Hole, mantuvo con Cobain hasta su muerte, con sus mediáticas peleas y sus idas y venidas. Y menciona, cómo no, a su hija en común, Frances Bean Cobain, llamada a ser la digna sucesora de su padre. Afortunadamente no ha seguido sus pasos (el llamado Club de los 27, con mártires recientes como Amy Winehouse, no es para ella): se dedica a las artes plásticas y vive bastante alejada de los focos. Justo como Kurt Cobain deseó.

Cinco preguntas a... Carlos García Miranda


¿Recuerda qué estaba haciendo cuando se enteró de la muerte de Kurt Cobain?
Me lo contó mi hermana mayor, Ángela, que era la verdadera enamorada de la música de Nirvana. Yo aún tenía la habitación llena de juguetes, pero después de la muerte de Kurt ella me regaló el MTV Unplugged, mi primer disco del grupo.

Mientras investigaba para preparar el libro, ¿ha descubierto algo que no supiera sobre él y le haya sorprendido?
La sorpresa me la llevé al descubrir que la carta de suicidio se la escribió a Bodha, su amigo imaginario de la infancia. Supongo que Freud tendría muchas cosas que decir...

¿Cuál es su canción favorita de Nirvana?
'All Apologies', por todo lo que significa. En la letra se lamenta por no haber sido capaz de cumplir las expectativas que había sobre él y pide disculpas a su mujer y a su hija.

¿Hay algún personaje actual que calificaría como “el Kurt Cobain del siglo XXI”?
Cobain es muy de los noventa. Es la personificación del desencanto de los jóvenes del fin del milenio. La forma de vida ha cambiado mucho, los jóvenes de ahora tienen otros retos y las figuras musicales que los representan se parecen bastante poco al líder de Nirvana.

Hagamos ficción: ¿y si no hubiese muerto?
Tendría tripa y menos pelazo... Lamentablemente, Kurt Cobain es una leyenda porque murió. Si siguiera vivo seguro que su música tendría otra historia, aunque seguro que sería igual de buena.
Fuente: 20 Minutos


El escritor Carlos García Miranda con su libro sobre Kurt Cobain
Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Principal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.