• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

¿Qué fue de... Stevie Wonder?

No hay comentarios:
 

¿Qué fue de Stevie Wonder?


Un cantante invidente por antonomasia, una de las grandes estrellas musicales de los años 80, el siempre genial Stevie Wonder.

Fueron míticas sus rastas y sus sempiternas gafas de sol, sus característicos movimientos de cabeza a un lado y a otro cuando cantaba (un chiste malvado decía que era para encontrar el micrófono) y legendarios temazos como su 'I'm just call to say I love you', 'Superstition' o 'Isn’t she lovely'.

Inolvidable fue también verle hablando en español en aquella famosa campaña de la Dirección General de Tráfico en 1985. ¿Quién no recuerda aquel memorable ‘si bebes, no conduzcas’?

“Preferiría conducir por mi cuenta antes que viajar con alguien que ha estado bebiendo”, solía decir entonces. Y con esto lo decía todo.

Este artistazo tiene en su haber 100 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, más de 20 premios Grammy, un Oscar a la Mejor Canción y cientos de galardones y reconocimientos. Sin duda Stevie Wonder es uno de los grandes hitos de la música, un artista pionero e innovador, precursor de los sintetizadores y una gran influencia para otros muchos artistas de su época y épocas posteriores.

Sus discos 'Innervisions', 'Fullfillingness first finale' y 'Songs in the Key of Life' están considerados entre los mejores discos de la historia y Freddie Mercury dijo una vez de él que era el mejor compositor de baladas del mundo.

‘Wonder’ no era su apellido, resulta que era un apodo con una curiosa historia detrás.

Nuestro amigo Stevie nació con el nombre Stevland Hardaway Judkins, y lo hizo seis semanas antes de lo previsto, lo que le causó una retinopatía del prematuro. Fue ciego de nacimiento pero eso no le impidió tocar toda clase de instrumentos musicales: armónica, piano, batería y el bajo. Era un auténtico fenómeno, un niño prodigio.

A la edad de 11 años (1961) fue fichado por un cazatalentos en la discográfica Motown Records. Para entonces su madre le había cambiado el apellido, se llamaba Stevland Morris. Pero el mundo le conoció por su nombre artístico: Little Stevie Wonder.

Lo de ‘little’ (pequeño) era sólo por la edad, ¡el muchacho llegó a medir 1,83m!

Pero lo que estaba claro es que Stevie era una maravilla, teniendo en cuenta su edad y su increíble habilidad para tocar toda clase de instrumentos a la vez que cantaba.

Lanzó su primer álbum a los 12 años, 'The Jazz Soul Of Little Stevie', y también otro trabajo adicional, un tributo a Ray Charles.

En 1964 lo daba todo en su debut en el cine, en una película llamada "Muscle Beach Party" que incluso tuvo secuela.

Pero su verdadera carrera despegó en la década de los 70, cuando comenzó a incluir en sus canciones temas polémicos como la política, las drogas, la pobreza o la guerra, gracias al apoyo de su discográfica, Motown.

Con 'Music of my Mind', Stevie demostró que era un auténtico hombre-orquesta: se encargó de la producción, de la composición de sus temas y de la grabación de casi todos los instrumentos. 'Superstition' fue uno de los grandes éxitos de este trabajo pero a mí me gusta especialmente 'You Haven’t Done Nothing', todo un gancho de derecha al gobierno de Richard Nixon.

Con el disco 'Songs In The Key Of Life' lanzado en 1976 se convirtió en el primer artista americano en debutar directamente al numero 1 de las listas de éxitos, donde permaneció varias semanas. Una de las canciones incluidas se convirtió en un hit mundial: 'Isn’t She Lovely', dedicada a su hija Aisha Morris.

Pero no todo fueron vino y rosas en esta época: en Agosto de 1973 sufrió un terrible accidente de coche. Entonces tenía 33 años, y sufrió un grave contusión en la cabeza que le dejó en coma. Logró recuperarse, pero perdió el sentido del olfato y se le quedó una gran cicatriz que ya es parte de su seña de identidad.

Luego llegaron los gloriosos años 80, con 'Hotter Than July', otro de sus grandes discos. En este álbum incluyó una canción llamada 'Happy Birthday' dedicada a Martin Luther King, con la que el artista inició una lucha para conseguir que la fecha de nacimiento del popular activista por los derechos humanos fuese declarado un día festivo en Estados Unidos.

También en los 80 vio la luz el grandioso 'We are the world', con un plantel impresionante de artistas que unieron sus voces para luchar contra la pobreza en África: Bruce Springsteen, Tina Turner, Michael Jackson, Cyndi Lauper y Lionel Richie fueron sólo algunos de los que participaron en esta iniciativa solidaria.

Los duetos proliferaban por doquier, y Stevie Wonder tuvo algunos memorables: 'Can’t Help Loving That Man Of Mine', junto a Barbra Streisand, 'Just good friends', junto a Michael Jackson y la preciosa 'Ebony and ivory', junto a Paul McCartney.

Uno de sus grandes momentos llegó en 1985, cuando recibió un Oscar por su canción 'I Just Called To Say I Love' incluida en la película "La mujer de rojo".

Aquello fue un hito, se convirtió en el primer premiado invidente de la historia de los Oscar.

Dedicó el premio a Nelson Mandela y automáticamente su música fue prohibida por el gobierno de Sudáfrica.

A finales de los 90 Stevie Wonder se retiró parcialmente de los escenarios, se dedicó a actividades benéficas y también probó suerte con las bandas sonoras.

Ya en 1978 había compuesto una para el falso documental "The secret life of plants", que fue disco de platino. Y en 1991 ofreció su talento a Spike Lee y su película "Jungle Fever". Diez años después Spike Lee y Stevie Wonder volvieron a trabajar juntos en otra película, "Bamboozled".

Cuando Barack Obama se presentó a las elecciones presidenciales en 2008, Stevie Wonder se volcó a muerte con él. El artista siempre había tenido inquietudes política —en 1988 anunció incluso que quería ser presentarse candidato a alcalde de Detroit, pero nunca llevó a cabo la campaña— y estaba convencido de que Obama sería un gran presidente.

Su apoyo finalmente dio sus frutos y Obama, en agradecimiento, le otorgó en 2009 el galardón "Gershwin Prize For Pop Music" y en 2014 la prestigiosa "Medalla Presidencial de la Libertad".

Fue una década con altibajos para el artista, por un lado murieron muchas personas queridas para él como su hermano Larry Hardaway, su madre Lula Mae Hardaway, Syreeta Wright (su ex-mujer y colaboradora en los años setenta), el gran Ray Charles y su gran amigo Michael Jackson.

En su funeral, Stevie Wonder interpretó la canción 'Never Dreamed You’d Leave In Summer' y a su madre fallecida le dedicó un nuevo álbum, 'The Gospel Inspired by Lula'.

Por otro lado hizo un gran trabajo solidario para las Naciones Unidas, que le nombró mensajero de la Paz.

En estos últimos años, Stevie ha demostrado que ni la edad ni el sobrepeso le impiden seguir activo.

Ha acompañado a muchos de sus amigos en la entrega de sus estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood, en la gala de los Grammy 2014 interpretó junto a Daft Punk, Pharrell Williams y Nile Rodgers la galardonada 'Get Lucky' y ese año también compartió un dueto con Céline Dion, 'Overjoyed'.

En 2015 emprendió un tour por más de una veintena de ciudades de Estados Unidos y Canadá y a finales de este año 2016 ha cantado junto a Ariana Grande el tema 'Faith', incluido en de la banda sonora de la película "¡Canta!" que se estrena en España el 23 de Diciembre.

Stevie Wonder ha sido muy prolífico no solo en la música sino también engendrando hijos: ha reconocido al menos nueve, y sólo cuatro de ellos nacieron dentro de un matrimonio.

Su primer matrimonio tuvo lugar en 1970 con la también cantante Syreeta Wright, que se unió a las Supremes cuando Diana Ross dejó el trío. No tuvieron hijos y ambos se divorciaron de forma amistosa dos años más tarde, pero siguieron trabajaron juntos y mantuvieron una buena relación hasta la muerte de ella en 2004, por culpa de un cáncer de mama.

La madre de su primer vástago fue Yolanda Simmons, a la que el cantante conoció cuando ella se presentó a un trabajo de secretaria en su discográfica. De esta relación nació en Febrero de 1975 su hija Aisha Morris (la de la canción 'Isn’t She Lovely'), con la que aún tiene muy buena relación.

En 1977 Yolanda Simmons y él tuvieron otro hijo, Keita.

En 1983 llegó al mundo su hijo Mumtaz, que tuvo con su pareja de entonces, Melody McCulley. Además reconoció la paternidad de dos hijos más, Sophia y Kwame, con una mujer que ha permanecido en el anonimato.

Su segunda mujer fue diseñadora de moda Kai Millard Morris, con la que se casó en 2001. Ambos tuvieron dos hijos, Kailand (que ha tocado la batería con su padre en algunos conciertos) y Mandla Kadjay Carl Stevland Morris, nacido el mismo día que su padre cumplía 55 años.

No acabó ahí la cosa: tras divorciarse de Kai tuvo otros dos hijos con su nueva pareja, Tomeeka Robyn Bracy. Nia, su noveno churumbel y la última en llegar (que se sepa), nació en 2014, cuando su padre tenía 64 años.

Quizás el secreto está en la meditación trascendental, que practica desde hace años, o quizás en su dieta vegana.

Nos quedamos con una de sus grandes frases: “El hecho de que un hombre carezca del uso de sus ojos no significa que carezca de visión”.
Fuente: 20 Minutos



Stevie Wonder



Con Madonna en la gala de los Billboard Music Awards en Las Vegas (Mayo 2016)
Con Madonna en la gala de los Billboard Music Awards en Las Vegas (Mayo 2016)

Acompañando a Usher en la ceremonia de entrega de la estrella del rapero en el Paseo de la Fama de Hollywood (Septiembre 2016)
Acompañando a Usher en la ceremonia de entrega de la estrella del rapero en el Paseo de la Fama de Hollywood (Septiembre 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.