• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Los megamixes de Max Mix cumplen 30 años

No hay comentarios:
 

La música de baile está de vuelta: los megamixes de Max Mix cumplen 30 años



  • Max Mix, uno de los proyectos musicales más famosos de los 80 y 90, cumple treinta años y lo celebra con una edición especial en CD y vinilo.
  • Los 'megamixes' usaban canciones con gran pegada y las remezclaban, siendo una sensación en las salas y discotecas y llegando a Europa y EE UU.
  • Aquella música transgresora consiguió el hito de superar en ventas a Julio Iglesias, imbatible hasta entonces y de llegar a las dos millones de copias.


Hacer este tipo de mezclas en los años 80 y 90 era hacer "artesanía pura, muy manual"

Muy a menudo me dice el jefe de la sala: "cómo se nota que eres un DJ de verdad"

Desde finales de la década de los 70 en las discotecas de medio mundo la figura del disc-jockey o pinchadiscos estaba en alza. La música de baile empezaba a reivindicarse en los locales de moda y a ser demandada para la diversión de los usuarios de las salas. En 1984 en España se celebró un concurso de mezclas que organizó la discográfica independiente Max Music. Aquel concurso lo ganó Mike Platinas y nada volvió a ser lo mismo en el panorama musical español.

Poco después, Mike Platinas grabó junto a Javier Ussía el primer Max Mix y apareció en España el término megamix. Vendrían poco después muchos más discos de mezclas, que sumaron más de dos millones de copias vendidas y un récord Guinness. Aquella música transgresora y moderna consiguió el hito de superar en ventas a Julio Iglesias, imbatible hasta entonces y logró que las creaciones españolas tuvieran ediciones en Estados Unidos y Europa. Toni Peret, José Mª Castells, Quique Tejada o Andreu Ugas son los artífices de algunos de los mayores éxitos de Max Mix.

Así, 'Max Mix', uno de los proyectos musicales más famosos de los 80 y 90 cumple treinta años y la discográfica Blanco y Negro lo celebra con el lanzamiento de una edición especial de dos volúmenes de triple CD y una edición en vinilo que ha visto la luz este Diciembre. "Os van a teletransportar a los 80 y los 90, cuando los megamixes formaban parte de la vida de millones de personas", asegura el propio Mike Platinas.

"Se nota un resurgir, un redescubrir los ochenta y noventa. Tiene lógica, porque en aquellos años se pusieron las bases de la música actual", explica el megamixer, que explica qué significa ese término: "La diferencia entre un músico y un megamixer es que el músico crea a partir de notas musicales y un megamixer toma canciones ya terminadas y crea con ellas. Utiliza una materia prima ya procesada, es un collage de lujo".

Hacer este tipo de mezclas en los años 80 y 90 era hacer "artesanía pura, muy manual", puesto que se utilizaban cintas magnéticas de audio y no existían medios digitales. "Además de que no tenías referencias, ni de quien aprender, era pura experimentación", rememora Mike Platinas, que recuerda que "las primeras 60.000 pesetas que ahorré en mi vida me las gasté en una máquina Revox para cortar y empalmar cinta para hacer megamixes".

El pionero de la música de baile en España pone en valor el trabajo que se hacía en aquella época recordando que "un megamix de este tipo, de 10 o 12 minutos, eran cientos de horas de trabajo. Eso se notaba porque en cada escucha descubrías nuevos matices".

¿Encajará la música de mezclas de hace treinta años con los gustos de los jóvenes de ahora? La opinión de Mike Platinas es que "con este género musical puede existir ese punto de conexión entre padres e hijos por medio de la música".

Y es que en opinión de quienes vivieron el boom de los megamixes, aquella música tenía el balance ideal entre el ritmo, que prima hoy en día en las composiciones musicales, y la melodía, que era la dimensión fundamental hasta finales de los 70. "A partir de los 80 y 90 esos dos elementos estaban muy equilibrados y eso es parte del encanto de la música de esa época. Tenía el ritmo suficiente para bailar, para que te moviera, pero con unas melodías muy pegadizas", ejemplifica Platinas.

Entre los hitos de aquella época estuvo la de dignificar y popularizar la figura del disc-jockey, que es "cualquier persona que ame la música y que se comprometa seriamente a comunicar con ella emociones y sentimientos", explica Platinas. "Un disc-jockey es un comunicador, con qué música lo hagas, como o con qué medio no es importante. Lo fundamental es llegar al público", hace ver el veterano megamixer.

Sin embargo, y aunque "las nuevas tecnologías han democratizado el acceso de la gente a casi todo", "no es DJ todo el que pone música". Por ejemplo, dice Platinas, "Kiko Rivera es un oportunista que se ha dedicado a esta profesión porque eso le da más dinero que una simple aparición en una discoteca. Le hace gracia la música, le gusta y ya está, pero no es una persona que lo haya vivido y sentido toda su vida", critica.

Toni Peret: "Da vértigo, a veces parece que fue en otra vida"


No había cumplido la mayoría de edad y Toni Peret ya trabajaba como técnico de radio. En 1982 ya era un locutor de éxito. En el 92 creó el programa 'It's Your Time', el espacio radiofónico de referencia nacional para la música dance, mientras se sucedían las mezclas y los megamixes.

¿Qué vamos a encontrar en 'Max Mix 30 Aniversario'?
Vais a encontrar una serie de canciones que evocan una época muy mágica: los inicios de la música comercial de baile.

¿Encajará en el público de hoy o es sólo para nostálgicos?
Sorprendentemente hay mucha gente joven que conoce esta música, más por sus padres que por otra razón. Pero ahora la música de baile de los 80, que en aquella época se rechazaba por los puristas, es una música de culto. Nunca me hubiera imaginado ir al centro de cultura contemporánea de Barcelona a dar una conferencia sobre el Max Mix y lo hicimos hace poco. El tiempo ha puesto en valor esta música.

¿Cómo fueron los comienzos?
Cuando nosotros empezamos la gente no sabía cómo vernos en un escenario, ahora se entiende que un DJ está haciendo su trabajo y no tiene por qué estar mirándole, sino bailando, charlando, relacionándose. En aquellos tiempos era muy cortante.

¿Da vértigo lo de llegar al 30º aniversario?
Sí que lo da, porque la gente adivina tu edad (risas). Da vértigo porque ha pasado mucho tiempo, a veces parece que fue en otra vida. Fue una apuesta de una compañía pequeña e independiente, Max Music, que dejó fuera de juego a las multinacionales.

¿Cómo se vive lo de ser una leyenda?
A mí cuando me empezaron a dar premios a mi trayectoria empecé a temblar... el próximo es un título póstumo (risas). En mi caso es muy gratificante encontrarte con un padre de familia con sus tres hijos y su mujer y que te diga que tiene todos tus discos.

¿Quedan disc-jockey hoy en día?
Me está pasando que cuando voy a hacer sesiones por ahí muy a menudo me dice el jefe de la sala: "cómo se nota que eres un DJ de verdad". Y yo no hago nada más que vibrar con la gente. Hay una parte minoritaria de DJ que lo que hacen es pinchar lo que les gusta, lo que les da nombre y lo que de verdad marca la diferencia es que el DJ vibre. Yo empiezo las sesiones desde que la sala está casi vacía, así subo con el público.

¿Hay capacidad de improvisación?
Debe haberla. Cuando preparas una sesión en casa te preparas una carpeta y prácticamente nunca sirve. Cuando estás sobre el terreno el público te va marcando qué les gusta, qué bailan y qué no.
Fuente: 20 Minutos


Mike Platinas y Toni Peret

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.