• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Entrevista a Javier Gurruchaga

No hay comentarios:
 

Javier Gurruchaga: "Ahora se hace una televisión más populista, más como de feria"



  • Javier Gurruchaga da este jueves un concierto para celebrar el 40 aniversario de la Orquesta Mondragón y el lanzamiento de un nuevo trabajo.
  • 'Anda suelto Satanás' será un disco de duetos.
  • Además, el cantante vuelve al doblaje en 'Buscando a Dory'.


"El espíritu sigue siendo joven, aunque bueno, las arrugas ya se van notando un poquito"

"En Eurovisión se toman todos tan en serio que yo no me veo allí"

Uno de los rostros más conocidos de la movida madrileña regresa a los escenarios para celebrar el 40 aniversario de la Orquesta Mondragón. El próximo jueves, en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, Javier Gurruchaga encabezará un concierto que servirá de presentación de 'Anda suelto Satanás', el nuevo disco de duetos de la famosa banda.

¿Por qué un disco de duetos?
Ya lo hacía Frank Sinatra, pero ahora todo el mundo hace duetos. Lo hace Tonny Bennett con Lady Gaga, lo hacen nuestros amigos... pues nosotros también. ¿Qué mejor que un cumpleaños como este para reunirte con gente con la que tienes empatía?

¿Qué vamos a escuchar?
Son diez canciones que representan muchos de los momentos de estos cuarenta años. El disco se titula 'Anda suelto Satanás', que es una vieja canción de Luis Eduardo Aute que él ni siquiera recordaba. Además de Aute, están Rafa, de La Unión, Nacho Vega, Alejandra Guzmán, Vinila Von Bismark —que canta conmigo Olvídate de mí—, el grupo Molotov, está Mago de Oz, que hacen un dueto maravilloso de 'Lola, Lola'...

¿No da miedo mirar atrás y ver que han pasado cuatro décadas?
Empezamos en San Sebastián siendo muy jóvenes y a lo tonto ya han pasado cuarenta años, es un poco heavy, ¿no? Da para pensar y mirarse mucho el reloj, el tiempo pasa muy rápido.

¿Qué se mantiene después de tanto tiempo?
Esa ilusión de chavales, de jóvenes que quieren hacer cosas, emprender una etapa diferente, ir un poco a contrapelo, hacer humor, hacer rock and roll... Yo creo que todo eso aún se mantiene. El espíritu sigue siendo joven, aunque bueno, las arrugas ya se van notando un poquito (ríe). Y siempre que se puede se hace cine, teatro, televisión... Pero la música, el directo, tiene algo fresco, maravilloso, que no tiene ninguna de las otras formas de expresión.

¿Y qué ha cambiado?
Sí, ha cambiado mucho. Antes se vendían discos, vinilos... Ahora ha vuelto otra vez el vinilo pero todo funciona ya de otra manera, a través de las descargas. Música se vende muy poco, casi es una especie de pretexto para ir de gira. Vamos a gran velocidad pero a veces esa velocidad nos perjudica a los autores, a los intérpretes... El IVA altísimo y las medidas que no apoyan precisamente lo que es la cultura tampoco ayudan.

¿Qué escucha Javier Gurruchaga?
Me gusta mucho y me tranquiliza oír jazz y música clásica. Oigo muchas cosas, cómo no escuchar el último trabajo de David Bowie, que presentó antes de morir. Hay trabajos por ahí muy interesantes pero digamos que vuelvo un poco la mirada muchas veces a los años 40, 50 y tan pronto me gusta la música rusa, por ejemplo, de Músorgsk o de Shostakóvich, como el jazz o un cantante que ha pasado de moda pero que de repente te refresca la memoria. Viejas baladas. Está bien no perder la memoria. Me gusta mucho el saxofón, yo estudié saxo y escuchar a grandes saxofonistas me relaja y me sirve para que la cabeza me funcione.

Parece que España sigue sin tener suerte en Eurovisión, ¿se imagina allí como propuesta diferente?
No, se toman todos tan en serio que yo no me veo allí. Me acuerdo del 'La, la, la' y de 'Salomé', del traje y cómo se movía, pero no lo he seguido mucho. Siempre me ha parecido hortera y no voy a cambiar de opinión a estas alturas (ríe).

También vuelve al doblaje con Buscando a Dory
Sí, me ha hecho mucha ilusión. En la primera película hice dos papeles, el tiburón vegetariano Bruce y el maestro Raya. Esta vez al tiburón lo han aparcado, pero tengo más papel que antes con el maestro Raya. Es un placer trabajar con Pixar y con compañeros como Anabel Alonso, que está estupenda de Dory, y José Luis Gil. El guion siempre inteligentísimo, yo creo que va a gustar mucho.

¿Le gusta trabajar en proyectos para niños?
Yo creo que es un trabajo para todo el mundo. Si algo tiene Pixar es que consigue interesar a los adultos y respetar a los chavales, que son seres, personas como nosotros, con la cabeza bien puesta e inteligentes. Sus películas no son demasiado edulcoradas ni tontorronas.

Hace poco tuvo un pequeño papel en 'Cantinflas', película que aquí ha tenido poca repercusión
Aquí en España ha sido desde luego una película muy maltratada, ha llegado casi dos años después y ha pasado muy desapercibida a pesar del gran trabajo de Óscar Jaenada, que se logró ganar a todos los mexicanos a pesar de las reticencias iniciales. Se hizo en México, yo tengo un pequeño papel, de empresario judío de origen alemán instalado en México, uno de los que promovió a 'Cantinflas' en los teatros y cabarés al principio.

Encontró problemas de distribución... Yo creo que no se lo merecía, y más cuando aquí además había una gran afición a 'Cantinflas'. Yo de chaval recuerdo que incluso coincidí con él en San Sebastián, en Donosti, en el festival de cine, y le pedí un autógrafo. Puedo presumir de que haberle conocido. Lo curioso es que ya hay muchas gente que no conoce a 'Cantinflas'. Es un poquito fuerte que a veces se pierda tan rápido la memoria.

¿Por qué perdemos la memoria tan rápido?
Hay mucha información, vivimos a una gran velocidad y todo es muy superficial, no se profundiza un poco en las cosas. Es una cuestión también de educación. En nuestra época te conformabas con oír el 'Yellow Submarine' o una canción de los Stones en una bolera, porque no nos llegaba ni para un transistor o un tocadiscos pequeño. Ahora todo el mundo tiene todo al momento, es más instantáneo pero más efímero.

Últimamente se prodiga poco por la pequeña pantalla
En televisión hace ya unos cuantos años que no me llaman. Hice algunas cosas que estuvieron muy bien, aquel 'Viaje con nosotros', aquella 'Bola de cristal'... La televisión ha cambiado mucho y yo creo que bastantes cosas a peor. Ahora las estrellas de televisión no son los grupos, son los comentaristas de política. Además se hace una televisión más populista, más como de feria. Hay algunas islas por ahí, algunos programas que están bien, pero veo muy poco, prefiero leer, trabajar...

¿Siempre está haciendo trabajo creativo?
No. Me gusta pasear e incluso no hacer nada. Y pensar, que es una buena actividad, pensar y masticar las cosas, que a veces tomamos decisiones o proyectos de manera muy brusca y precipitada.

¿Cómo se plantea el futuro?
No sé, es una cuestión de tiempo, que es implacable. En el último año y pico se nos han ido grandes y admirados cantantes, iconos, unos se han ido porque han querido, otros por enfermedad... Joe Coker, Johnny Winter, BB King, David Bowie, Prince... El caso es que grandes personalidades se nos han ido yendo y te quedas un poquito más huérfano, porque han sido parte de tu vida. Y eres cada vez más consciente de que todo se acaba, de que todo esto cada vez dura menos, así que hay que aprovechar el tiempo. Es un regalo vivir y en eso estamos, y vivir para mí es hacer esto que hago.
Fuente: 20 Minutos


Javier Gurruchaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Prinicpal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.