• Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS Feed

Regreso del grupo de pop rock Hombres G

No hay comentarios:
 

Hombres G: "Nunca nos vendimos como guapitos pero nos vino estupendamente"



  • El grupo de pop rock español vuelve con 'Resurrección' (Altafonte), su primer disco tras 9 años "dormidos". El pasado viernes lanzaron sus 11 nuevas canciones.
  • "Se ha superado esa gilipollez de 'a mí no me pueden gustar Hombres G porque le gustan a mi hermana'", asegura David Summers.


"Nunca fueron los guapos del barrio" pero arrasaron entre las chicas "cocodrilo". Hoy aseguran tener mucho más público que en los 80, aunque según ellos les perjudica porque "siempre se ha menospreciado en España a los artistas que tienen fans".

¿Por qué buscan resucitar, acaso estaban muertos?
David Summers (D. S.): Estábamos dormidos [se ríen]. 'Resurrección' es el título de una de las canciones del disco; nos parecía impactante y cachondo. Pero no habla de una resurrección del grupo sino del amor. No hemos estado muertos, quizá hayan sido los 9 años más activos.

La resurrección es un concepto de creyentes, ¿en qué tienen fe?
D. S.: En el amor y en la música, que son las únicas cosas mágicas de la vida. De eso no nos cansamos nunca y es lo que nos mantiene vivos.
Javi Molina (J.): La música y el rock and roll son nuestra vida y nuestra salvación.

¿Es este disco un grito desesperado al amor?
D. S.: Nuestras canciones siempre hablan de las personas. Es importante transmitir emociones humanas, porque son las que siempre permanecen; y aunque pasen muchos años, mantienen una línea general que hace que sigan siendo actuales. El amor es esencial y es un tema que merece ser tratado con la música.

Fueron coetáneos a la Movida madrileña, ¿esa época les trae recuerdos buenos o amargos?
J.: Ni malos ni buenos. Realmente no fuimos de la Movida. Hombres G siempre hemos ido en paralelo y nunca nos hemos querido meter en sectas ni en segmentos sociales. Realmente la Movida fue algo muy local, muy pequeño, de Madrid, y no se puede seguir hablando tanto de ella.

Afirman que "dejaron de ser guays" por "gustar a las chicas"...
D. S.: Siempre nos fastidió bastante que aquí en España se considera negativo tener fans y crear una locura entre las adolescentes. Nosotros siempre hemos flipado con eso. Te aseguro que todos los artistas sueñan con tener miles de seguidores. Aquí siempre se ha menospreciado el fenómeno fan y eso es lo que perseguimos.
Daniel Mezquita (D. M.): Había muchos grupos de fans que seguían una música de calidad pésima. Y en ese sentido, la gente pensaba que nosotros también estábamos metidos en ese tipo de artistas, que se dedicaban a los fans. Pero a nosotros nos vino de regalo.

Sólo hablan de público femenino...
D. S.: Es que en los 80 te reconozco que teníamos más del 90% de público femenino. Nosotros estábamos a favor, era divertidísimo. Nunca nos lo hubiéramos esperado, por eso dice nuestra canción "nunca hemos sido los guapos del barrio", porque flipábamos. Nunca nos quisimos vender como guapitos y nos vino como un añadido estupendo. Ahora diría que están más compensados, al 50%; se ha superado esa gilipollez de "a mí no me pueden gustar los Hombres G porque le gustan a mi hermana".

Y aún así, le 'robaron' a su chica, ¿no se la devolvieron?
D. S.: No. Ni quiero [se ríen]. Además, ahora ya es una señora.

¿Siguen atacándoles las 'chicas cocodrilo'?
Rafa Gutiérrez (R.:) Todas aquellas fans que se autodenominaban "chicas cocodrilo" han seguido viniendo a nuestros conciertos. Y además ahora vienen con sus hijos. Ellas tienen la culpa de que tengamos público nuevo.
J.: Sí, pero ahora nos atacan como hienas más que como cocodrilos; como buitres: se comen los huesos que quedan [se ríe].
R.: Sí, siguen tirándonos sujetadores, ¡contamos con ellas!

¿Cuál es la experiencia más rara que han tenido con un fan?
D. S.: La gente ha hecho unas locuras tremendas: subirse a la fachada de un hotel hasta el séptimo piso y entrar por la ventana con un papel y bolígrafo en la boca para que le firmásemos un autógrafo. Nos sacaban de los conciertos en ambulancias y coches de policía. Yo llegaba a mi casa y tenía a 100 personas en el portal todos los días esperando a que saliera o entrara. Así era nuestra vida y nos lo tomábamos con humor.

¿Con qué éxito de su carrera se quedan?
D. S.: 'Sufre mamón' fue la que encendió la hoguera y gracias a esa canción pudimos hacer muchas más. Luego han venido otras canciones que son importantísimas para la gente. Y no solo de los años 80, sino también de años posteriores. Por ejemplo, 'Lo noto' fue fundamental porque regresamos con esa y nos volvió otra vez a poner arriba. Hay canciones a las que le debemos mucho. Espero que alguna de 'Resurrección' también sea determinante en nuestra carrera.

¿Qué hacían en la discoteca cuando sonaba una canción del grupo?
D. S.: Morirnos de vergüenza [se ríe]. A veces vas a un restaurante y ves que suena Sufre mamón y dices: "Me han pillado". Pero nos gusta pasar desapercibidos, somos bastante tímidos. Además, ponen la canción y ves que todo el mundo te mira a ver qué haces...
J.: Hay que ser hortera para poner la cancioncita del artista que ha entrado por la puerta.

Siempre les ha molestado que les llamen pijos, ¿por qué se juntaron con Taburete?
D. S.: Nosotros no tenemos prejuicios. Taburete hace lo mismo que hacíamos nosotros y se lo curran mucho. Además son muy educados y buena gente.
J.: Nos vemos reflejados en ellos en muchas cosas: en la actitud que tienen de juerga o en el escenario. Veo en ellos mucho de los Hombres G cuando teníamos su edad.

¿Qué debería hacer un grupo español para recibir la Medalla de Oro al mérito en Bellas Artes?
D. M.: Mantenerse durante 35 años de carrera y llevar nuestro país por todo el mundo. Tener mucho éxito no solo en España sino en muchos países. Trabajar muy duro y tratar a todo el mundo con respeto... y que la gente nos siga queriendo después de tantos años.

¿Qué tienen para que la gente les quiera tanto?
R.: Muchas canciones muy bonitas.
J.: Aparte de estas piernas largas y estas caras bonitas [se ríen].

¿Sus hijos les roban la juventud o se la prolongan?
D. S.: Mientras tengamos ilusión por salir a escena y tocar, la edad no nos importa mucho. No vamos a dejar nunca de hacer música ni de sentirnos jóvenes cuando salimos al escenario.

"Nuestra personalidad antisistema provoca que no nos den premios de la música", dijeron, sin embargo les han dedicado dos películas, cinco libros, un musical, tienen un Grammy... ¿Qué más quieren?
D. S.: ¡Porque nos lo merecemos!
D. M.: Quizá fuera un comentario de hace tiempo. Nosotros nos sentimos muy queridos en nuestro país. Por eso estamos recibiendo ese tipo de premios.

¿Se ven cantando 'Cuéntame' como Ana Torroja?
D. S.: ¡Hostia! ¿Canta 'Cuéntame' Ana Torroja?
Todos: Pues no [se ríen].
Fuente: 20 Minutos


Hombres G

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias Recientes Noticias Antiguas Página Principal
 

Copyright © Long Play 80. Todos Los Derechos Reservados.